CONTENIDO DEL BLOG


27 de abril de 2017

presencia




en realidad recuerdo cuanto sé/ vi la gran luna
que nacerá a la vista este catorce por la noche
aunque no en los ojos

me alumbró en cesuras
de un poema que olvidé/ y permanece en mi cuerpo
signando franquezas de la carne

miro con desdén su presencia para otros/ ahora
que subí hasta el séptimo peldaño beso su manto
cada noche en la lucarna

como el lunes catorce
al año: enero 1948/ y sabrán simientes de mi polvo
enamorado en dieciocho más/ cuando regrese

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  Luis Falero


poemática




si un poema no subvierte estanques no es poema
si queda al umbral/ no sabe apedrear clausuras
si no enciende la noche al parpadear es otra cosa
si un poema no despierta en la confluencia
ni anuncia a las calandrias/ si no conturba
su espada al idioma ni atraviesa filosa su palabra
será otra especie no poema
si es capaz de volar
con cualquier pluma/ se deja merendar a toda hora
funde borde coincidente a los amantes/ si dice
cuanto el mísero esperaba/ es tesoro siempre
relumbrón entre los labios acaricia estómagos
y oídos/ sí es poema/ amansa embellece
y bendice repetirlo

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  Eddie Alcázar (c)

25 de abril de 2017

recaídas




repetir centuplicar parecen la argamasa del planeta
ese material responde a las necesidades aunque
pocas veces al deseo/  digo el ferviente que crece
por dentro y desencadena erupción

es este que sube décimas/ fuerza
comparaciones/dispone tiempos y experiencia
al cabo resuelve todo enfrentando dos orillas/ bordes
para pasión y olvido
cada fotografía late en medida
natural/ sujeta al tiempo/ desmaterializa aunque siempre
termina por recordar dos contactos: primero y final
tan materiales en superficies

y el deseo queda en ascuas/ qué otra cosa sino
lo imposible: es quimera y sueño/ quizás auténtica
sustancia y el paso equidistante por el río es veraneo
una práctica/ el ensayo que requiere recaer una y mil veces

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  2bp ©

Taller en barrio norte



I

entre esta orilla y la de enfrente puso un blindex
la memoria/ de aquel lado los recuerdos y del mío
las preguntas
                   será que el tiempo corrompe
cadáveres al pasado/o que la autobiografía
queda hueca de palabras
 muda/ y necesito
revivirla con cuanto ahora quiero escucharle

me resisto/ esto es ejercicio y yo estoy agarrotado
mejor es aliviar rigideces / sumirse en contemplación

el ambiente: un gran departamento en montevideo
la calle de barrio norte en buenos aires
                   están della paolera grillo o félix
alonso el más joven de poesía buenos aires: rodolfo
sabat el caricaturista/ madariaga francisco
de corrientes y hugo correa luna/ están estoy por lógica
también los del taller pero enmudecen de verdad
                   enmudezco yo
y ya no importa/ sólo me interesa que ellos hablen
                   que vuelvan a decir en realidad

II

pero antes timbre y tras la lente llega sara facio/ ella
riguroso blanco y negro/ contraluz y sombras

es fácil recordar qué fotografía porque conservé
por mucho tiempo imágenes de grillo madariaga alonso
y sabat/ del resto ni una foto porque jamás la tuve

                   entonces/ los invitados leían y los del taller
esperaban al cierre su oportunidad/ que escucharan ellos
lo lectores notables


la memoria traza un mapa de importancias para el mí
de 1980/ pero es claro que ahora me interesan otras cosas
esas de las que hablaron mucho/ con toda seguridad

III.

madariaga pide perdón por la dicción/ eso lo recuerdo
porque yo sentía horror sólo de pensar en lecturas
públicas/ aunque estoy como entonces estuve percudido
de castellano rioplatense
sabat sorprende con un poema
cuando todos imaginamos sólo dibujos

                            recuerdo un poema terrestre
enérgico de sangre y noche
                            y alonso lee su diario de viajes:
describe un cementerio aborigen su poema/ no hay cruces
y la muerte más que la cristiana parece sellada/ definitiva

después creo que grillo y hugo correa describen prácticas
de taller/ aquellos ejercicios que aún predico porque sirven

en tanto sara memoriza imágenes
como si volviera a sonar un latigazo por instantánea
el reel de pesca que otorga espacio y lo recoge

el resto es silencio/ espera al memorioso

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración: Sara Facio y las visitas del taller


rectas



la existencia es suma de líneas
pero importan las rectas/ por ganarle al tiempo
y a gomas de borrar

fragmentos llovidos/ esos
de la erosión quizás dramática se frotan entre sí:
sus chispas semejan un idioma de gestos/ ese
donde audición y modular son innecesarios

                   una semana después mi oído
obstruído todavía/ hay tapones para el vertedero
de setenta años razono/ brutales en desmemoria

                   acaso pregunto/ habrá atascos
para un atlántico que extrema en algo menos
de trescientos metros medidos desde mi balcón

                   otra línea recta: la distancia

                   me suspendí en el aire y tracé gestos
personales/ a esta altura confío en ellos por sobre
los difundidos seis pisos más abajo/ a nivel del mar

                   soy la recta imaginaria que detiene
sorpresas pasiones y rechazos a la altura de mis ojos

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  Proporción áurea

23 de abril de 2017

últimas seis noticias en CABA



uno/ a comienzos de noviembre del 16 busco
la inocencia perdida/ también el texto
es regresivo ahora: lleva pendiente al río/ leo
chejfec reincido con borges y arriesgo
algún autor desconocido/ al fin en todo va
el mismo genio (la época: su dulce lazo)

dos/ sólo crece la fragilidad y no existe
vestido ni reparo/ corre insensible el río
besa apenas las orillas lustrosas de petróleo
fósil/ dicen que las huellas son sólo
pasos atrás/ no sé cómo sostener los brazos

tres/ compruebo precios para guitarras
y zapatillas/ es el mismo o aun las últimas
sobresalen en valor: lo necesario cuesta más
y al instrumento lo acordonan

cuatro/ desaparecieron los indicadores
de esquinas/ como para renombrar calles
o en mi caso ir entre tumbos sin confiar ya
en la memoria (otra vez el tiempo: su acero)
una poeta joven recuerda el olimpo/ tiemblo

cinco/ sólo la belleza merece mi arrebato
pierdo miradas con riesgo de polución/ la mujer
es rara pero su lengua sabe encantar palabras:
las justas/ ellas parten en dos el devenir

seis/ no sé qué es carnada cuándo descarno
si ondeo o al fin la distancia presta fuerzas/ extraño
tus manos el sueño de dos/ brisa en la frente
murmullos junto al mar/ ámbar y violeta
seis noticias de cambios y todo cuanto ya no cambia

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  Costanera Metropolitana

22 de abril de 2017

opus menza



la  inspiración no existe/ menza plástico notorio
confiesa a la pantalla de tv cable/ y yo pregunto
qué empuja tu mano la mía acaso/ tiñe mirada
el fondo de ojo a quienes recaemos en modelo
y obra terminada al cabo de color/ espacio y fondo

de qué orden pende entonces/ la marioneta
del arte triste o progresiva/ cuál puesto cabe al eslabón
cuando amanece por puntas de pincel teclado o tinta
acaso el aporte alimenta la saga es sinfín/ o quizás
aquí termine el aire/ gane el negro y la mente cese

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016


Ilustración: Nicolás Menza

21 de abril de 2017

antípodas



no sólo sirve el ritmo a jolgorios del hombre
en el lenguaje/ también trasluce miserias sustantivas
a contraluces y en disritmias: siempre el rostro
se cifra en las espaldas

                   es propia la vileza/ no sólo
de otras bocas/ tibieza de cenizas/ celos de ojo y entrepierna

navegando hacia el oriente también surten hallazgos
múltiple la realidad pende del punto de vista/ quedan naves
catalejos y aguas por cortar

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  José Tola (c)

la voraz



si existe la gota es porque con una rebasa
el cauce/ así funciona el orden de cuerpos
y planetas/ nada difiere en sucesión de noche
día/ memorias del agua y los follajes

todo parte en superficies/ y descubre la esencia
soterrada/ basta un espectro en cada espera
por conciliar el sueño

aunque también tu boca existe/ ella devora
desde el centro o la semilla/ y al cabo me amanece
de piel a flote en el poema

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  Sparkling darkeye (c)


20 de abril de 2017

al fondo



algo me dice que sigo siendo el mismo
contra tiempo y brisas de la frente/ las huellas
laten todavía copian esta humanidad
al borde del abismo y los setenta/
yo confieso: cavé
tanto espejo por su base la historia/ cuanto
vi  o dijeron y la tinta que gasté/ un ritmo
personal hoy me hiende/ y  suena igual
allí debajo barrunto toco
a quien me copia y rinde cuentas/ trabajo
por él/ disfruto y me libero

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración: Despierta al futuro (c)


18 de abril de 2017

odiseo



de ulises me quedan sólo certezas del destino
la nave escoró/ los pies me pesan/ y el vientre
duplica su grosor/ dicen que del caballo
se hizo leña y de circe sólo quedan lágrimas

sin compañeros ni timón/ me falta paciencia
cargo vagos recuerdos de un hijo/ y de penélope
su cáliz real la victoria en brazos de nausicaa
llantos de troya en los oídos/ sin orden ni corona

sin nombre en el espejo/ sólo me resta la palabra
una intención de ítaca en la boca/ el devenir
asuela páginas de homero/ mil traducciones van
en mi destino/ múltiples cicatrices en las piernas

soy ulises sin embargo: mi pecho corta el agua/ soy
guerrero vengador y amante/ grecia y occidente
el sinfín retorno/ la efigie en la moneda y el metal
su rigidez/ soy una marca de tiza en toda humanidad

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración: Max Beckmann 

17 de abril de 2017

síncopa



estoy sordo del lado izquierdo/ hoy veo sólo
con un ojo/ el derecho/ y tuerzo por palabras de ayer
entre la gente estaba/ pecho encendido siempre
a tus espaldas/ hoy cargo una mano nada más
el pie del medio/ te interrogo alzando un hombro
sólo el derecho/ siempre de pie hombre de mundo
poco parlante que rebote en la veleta y trepe
el oído izquierdo

hoy sinsentido ni a medias/ no sé en cuál página
ignoro metas y el venero/ el lenguaje sintetiza y
perdió letras mi cuerpo son muñones

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2017


Ilustración: Jenny Saville

16 de abril de 2017

del mismo amor





es del amor acortar distancias/ aunque también
verlas al nivel de tus manos y despegarlas
llevárselas en el nombre entre las piernas en besos
porvenir/ cuando corremos por la playa cuento
mis hijos como lágrimas y cáscaras a alzar/ esos versos
que tatuaron la arena/ es del amor sí de él
reconocerme en tus ojos hacer propias palabras
entrepárpado/ entrepecho

es del amor llamarte/ compartir el viento quebrar
el grito y la distancia/ después así mi piel alerta
del mismo amor

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016


Ilustración:  "Tomarte de la mano"

14 de abril de 2017

al cabo


salto blancas del día/ la piel dispone una liturgia
de teclados mientras pierde el oro y duplico la nota

una mano espera por consorte/ el resto piélago
de angustias: cada mañana es océano de anchuras
en viaje a ítaca

mido el calado/ mi sedal tendido al cabo/ esta vida
nueva escala/ huele distinto hoy sabe salado

templa en bordado de mis dedos/ recuerdo al descubrir
el otro viaje: la llanura bajo el pecho/ besos en la frente
nombres en la boca

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración: Teclados 

de ambas orillas



después vuelvo/ cuando la fiesta extingue
vocación nocturna no queda espacio distinto
del cuerpo/ la boca retoma sus promesas
laxa el espejo y tensa mi piel/ hay olores de regreso
al océano mientras la arena fuga entre los dedos

qué extraño es saberte y que me sepas/ ignoro
entonces dónde concluiste/ cuál fue mi borde
amanecí a solas/ es lo habitual abandonar la despedida
pero quedar pendiente de miradas

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016 

Ilustración:  Luis González Palma (c)



13 de abril de 2017

puñales


con la noche partida en dos y el filo de claridad
mellado/ apuñaló el insomnio mi existencia
en martes:
hubo historias con origen y final de cama

todo cuanto me impuse falla porque la mente
es un potrillo en vela y el corazón muscula atmósferas
al viento/ ahora sé que el cuerpo necesita pausa
pero ignoro si trae sueño pendiente
a veces creo preferible
esta conciencia confusa capaz de ascender al himalaya

sin esfuerzo de crónica ni previo ensayo/ mi crimen
consiste en despertar a medias y continuar soñando

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016


Ilustración: Puñal Islámico - Marcos E Marcos ©

perspectiva



ni ciencia ni entusiasmo alcanzan cuando
de mirar atrás se trata/ lo que aprendí es mutante
infinitos la lengua y el oído cifran variaciones

por  qué escucho distinto eso que dije/ acaso
los retrovisores fallan/ o es que alguien
se calza mi sombra y surca antípodas

o resulta que fui siempre el otro/ recién despierto
nazco al consciente/ resulto mi oxímoron
este particular inverso al amar y proseguir

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración: Susan Summer (c)

11 de abril de 2017

canal


busco lector atento/ a quien se tome en cuenta
y se olvide de sí al leer/ buen traductor
cuyo recipiente contenga diversos mundos
verso o ficción/ busco lo propio en otros a quienes
compartan parcela escritorio y copa/ el sitio
donde mi lengua desove en paz y crezca
después/ enriquecida por tanto alter ego lector

busco anaquel mostrador tarima/ el megáfono
la acústica del hombre/ aquel por quien escribo
un canal para mi riego/ acequia y brote

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración: Carl Spitzweg (c)

10 de abril de 2017

si si



si el canto fuera coro/ el pájaro plural/ vuelo
el contenido/ si reconocer luciese un hábito
de frutos/ si el sol la esencia su esplendor
si los velos cayeran y lo real encendiese
monarquía/ si la verdad su circunstancia
la presencia ocupada en otro si fuera igual
en cada boca/ cuando sí llevara acento siempre
movimiento y cambio sin celo ni exigencia
si libre suelto desatar sin nudo/ si desvestir
impuesto y condición de diálogo/ la verdad
si la belleza el trago ancho/ si fiestas de la carne
música de todos/ intimidad y desde palabra
entrega/ si el amor su manto lo eterno en pie
cuanto vuelve compadece acuerda y soga
siempre cordial niega lo ajeno/ si el poder
fuera intención/ y el canto coro siempre otra vez
el pájaro plural/ tu mirada tras erial de espinas
rescatase sin lastimadura/ si hubiera espejo
del eterno y un dios asegurase la bondad
en cada uno/ el paraíso entre piernas las manos
inocentes y en toda luz sorpresa y contención

si la escritura morada el poeta constructor
la ciudad de franqueza y puentes/ complementario
del otro cada quien mundo plus ultra sin confín
si pasó el amor y transcurre todavía/ sin coto
en los espejos sin límites de envase la sed el río
si la corriente si el fulgor tan lejos/ si el aire brisa

si fuese este verso y yo poeta/ último el comienzo
cada instante crepúsculo y el canto coro/ pájaro plural
y vuelo el contenido/ si mi escritura/ si su genio dios
entonces entonces/ entonces entonces/ entonces

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración: Guillermo Lorca

9 de abril de 2017

siseo



podrá decirme alguien por qué me visitan
serpientes/ sisea el viento de octubre
en las ventanas/ a mi boca trepa el sabor amargo
de cuanto acabó

cuando el tiempo ocupa arrasa
todo es frágil/ discontinúa el horizonte

pregunto si alguien concluido el sueño
pondrá razón al cáncer/ pronunciará la palabra
última/ la que no sentencia ni reclama/ esa que es
mi nombre de origen

                   de vuelta al paraíso/ todo terreno

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016 

Ilustración: Genalguacil Arte

temblor



sin antecedentes de fluencia/ sin salpicaduras
casi de la primera imagen no cargo transcripción
la corriente sostiene el texto/ su culebra anida
en dos orillas/ agrega o desprende territorios/ recae
al nombrar la posesión
 mi teclado proclama
digita al verso fauna imaginaria y aparecidos
a flote/ son balseros: la memoria deriva del origen

no existe línea media/ los opuestos se rechazan
aunque fundan lecho llevan la misma piel/yo
emisario de la brisa: el orgasmo soy 
y este que tiembla

© Carlos Enrique Cartolano.  De ambas orillas, 2016 

Ilustración:  Rachel Weisz

7 de abril de 2017

perezas



no digas NADA/ yo u otros quedaremos
en tu retina en tu boca en la persistencia del recuerdo
siempre movés por algo/ habrás de encontrar
la palabra el ángulo del ojo/ el ojo mismo/ ya no digas más
NADA al referir la suma: si desenredás vuelven
los tantos/ nombres sus vínculos los entrantes
y salidos/ quién adhiere pregunto sin mensaje
cuando imperan afonía y atonicidad del cuerpo

no digas NADA: la cultura es existencia
del otro lado hay alguien/ se vive en lo sentido

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016


Ilustración:  Paul Kelley (c)

partenogénesis



en las raíces perduran vírgenes/ entre columnas
de carrara y ángeles en reposo el verso fecunda
óvulos/ barre alacenas del idioma

         y aunque no existan milagros
         la brisa devuelve/ de un año atrás el libro
         de tapas rojas

la modelo se ha sentado junto a matas de trapear
pinceles/ la fotografía y el poema condenan
al cronómetro: no hay bordes ni cierra puertas
ni avanza su celo el negro ni aguanta su animal
el pintor de pie otra vez sobre el color/ parido
del abrazo y bajo el nombre

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016 


Ilustración:  guiaLUCIANfreud, 33 óleos

5 de abril de 2017

cortometraje



necesariamente  vacías mis palmas/ ausentes
sueños y erial de espinas el camino: así salgo
al día/ afuera me copta un tablado de rápidos
por donde mire naufragios/ y tras velos
de otra realidad/ la respiración de un dios
sobre pabilos carbonizados
                            cuanto se espera de mí
                            va conmigo/ la garganta
                            es una cerrado el puño
cuando vuelva habrá otro marco/ la escena muta
en actos y episodios/ llevo conmigo el carrete pero aún
no logro atar las partes/ la existencia es corto:
otros transigen corrientes proyecto y mi actuación

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración: Fotograma (c)

3 de abril de 2017

modelo



finalmente el día cobra rostro de mujer
y piernas de hombre/ el venero agotó su noche
de agua y transparenta muros otro estío

mis sentidos van a flote erguida piel
azúcares del labio/ azul profundo la temperie
por cada sensación una morada/ en pagoda
las manos si no responde el resto

                   soy un cazador perdido
                   extravíos del sinsentido tensan
                   su arco/ la víctima suspira
                   en mi cabeza/ y el aliento abalanza
                   enloquecido

después el color agota/ invade el derrame/ es lacustre
la existencia del pintor sobre un tiempo de esporas
donde con cada pincelada recrudece la sorpresa/ el arte
transcurre la piel/ escribe con sangre su esqueleto
el brote en la modelo/ y en mí disuelve lenta tanta helada

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  El artista y la modelo (film francés)

baño



con cada nueva versión de ducha matutina
me pregunto: será esta vez que en mi piel
escampe el tiempo/ deje de suceder cuanto ya
no siento/ se borre al fin tanta mirada
traslúcida que reclama todavía/ o restañe
el vapor mis setenta heridas de cumpleaños

que sólo queden las palabras/ se depure
el poema con cada gota/ transparente latidos
un nuevo amanecer/ la música en plenitud
en cada piedra una respuesta/ tantos besos
como bocas/ cuantos abrazos contengan
mis manos mis libros y este ámbar del silencio

lavar desde el fondo digo/ obtener por fin
vacancia de mi puesto en pie/ para que al agua
sucedan la mejor caricia/ el más tentador
de los susurros/ me ocupen tus deseos y al fin
me reconozca en medio del océano/ común
velero rebanando ceniza a puros piel y fuego

© Carlos Enrique Cartolano. De ambas orillas, 2016

Ilustración:  Minuto Noticias (c)