CONTENIDO DEL BLOG


31 de diciembre de 2014

inventario




pongo en caja seis meses y la historia
antecedente
pero sólo yo le conozco salida al laberinto
cualquiera se perdería en las hileras
de vides sarmentosas que huelen a crepúsculo

me voy con destino y me acompañan

tus fotos un inventario que archiva la memoria
fuera de mis cajas
esta vez
en la nube de ilusiones que me envuelve.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014

Ilustración: Leando Erlich

29 de diciembre de 2014

maduro


qué me despierta quién estira la mañana
recorta el sueño/ cuál será la palabra
                                      que iluminó mi noche
arrojando esta certeza que sirve desayunos
en panal de la memoria

el cuerpo es una red/ él atrapa por igual
sueñospez    
bestiasdealcohol
ojoslenci
garetemanual
muslosdesalida/ ahora se tiende en horizonte
espera mansiones celestes
                            y un dios amarillo de yesca.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014


Ilustración: Jan Svankmajer

roces



3:50 sólo miro el reloj y decido dormir
aún restan sueños
el día confluirá con la noche en varias horas

a quién le importa que a tientas
me levante apunte un verso turbio embotado
o acaso hay sobre mi cama cristales

vistas al público de oriente
cuando aún cierne máscaras la noche
será quizás
que el alba anticipó plumajes y me roza.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014

Ilustración: Arte  y espacio transversales (c)

28 de diciembre de 2014

migas




este presente consiste en recorrer
los grifos que insisten en gotear
                                      fluir cerrojo
contener en este ardor
de la mirada

la memoria es un patio iluminado aquí
sacude su mantel
y mientran relatan
mis tordos picotean.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014

Ilustración:  Panoramio (c)

27 de diciembre de 2014

clausuras


pasadizos sin abertura estrechez
echaron celosías canceles/ la riqueza candada
lenguas en la jaula

los celos asesinan
canda el miedo/ la impotencia cancela

mi existencia es la suma de silencios irrecuperables
de no pasa/ pasó
ni pasará

y la memoria entonces
una curva/ traza el sismógrafo
la antología de vibraciones
más intensas.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014


Ilustración: Ovejas Eléctricas

26 de diciembre de 2014

revelaciones


la propiedad no pasa del espasmo
jamás sirvió como espejo aunque muchos
la conviertan en identidad

no hay escrituras para adueñarse
de esta mañana o de sus pájaros/ de la sonrisa
que arrastra un mastín napolitano

apenas posesiones/ serán mustias esta tarde

siempre es más seguro pasearse
por gavetas de la memoria/ estanterías
de lo selecto
que sin quererlo se rotulan y acomodan.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014 

Ilustración: Claudio Goycolea

en suspensión


en suspensión


años cautivos de la niebla

la bruma es toda opacidad del tiempo
rebeldías de la memoria
ingenios del oculto/ distancias
de la costa

                   hay singular acaso
para extravíos del sentimiento y entrecruz/
múltiples
bifurcaciones que pregonó el maestro

hoy se repitieron por eso nos perdimos

ahora escucho en ecos mútiples:
con el primer pájaro
que atraviesa el banco/ del otro extremo
de la noche a salvo tu voz
y un sol tardío remueve liquidez en los cristales.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014

Ilustración: Ernesto Neto

25 de diciembre de 2014

del otro lado


del otro lado

justo el punto en que la memoria
empalma con la imaginación
aquí dijo picasso y no sólo él
                            es vasta la realidad

en alto fronteras sólo un andarivel
la ficción concede epifanía cubista
teatrea el teatro/ la poesía florece azules
y una sonrisa inmortaliza yesos

hay acaso un libreto
glorias de inventario
miradas medidas en grados de obtusángulo
laberintos infalibles
folletos para comprobar mis huellas

cuando sostiene cada esquina
ya todo fue escrito/ dicho al menos
y es flaca toda voz que decida proclamar.


© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014


Ilustración: Imágenes de “Fuerza Bruta” –Performance teatral-

24 de diciembre de 2014

recurso


recurso

itinerar por sendas interiores eso te convido
conversemos/ se nace a cada instante
verde en brotes del asombro

no son hipogeos hay luz aquí aunque tratemos
de cosas muertas sin remedio/ te dije ya
llevamos nuestro fin a cuestas

hemos de apostar por la memoria/ lo que queda
olvidados del tiempo como de sus cortes
el amor supera brumas y al olvido

conversemos mientras ardan este sol/ las lunas
porvenir en nuestras bocas.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014


Ilustración: Pintura y artistas ©

22 de diciembre de 2014

escamote


escamote


permitirme raptos de memoria y manoteo
a la escritura/ correntar mi río
él gravita entre orillas
siempre canta a veces ríe

lleva nombres el agua me alcanzo en ella
mi historia sube al curso
es una hoja/ no alcanza el camalote
y cuando amarilla muta pez

en ocho versos se abandera un sustantivo.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014


Ilustración: Ana (c)

21 de diciembre de 2014

album


álbum


seguro mi hacedor levantó árboles
sobre ambos tobillos/ la savia
de palabras goteó desde la copa

fue un manojo de nervios el tronco
el hielo insistió:
ese imperio desgaja hojas y perennes
encuentra/ gritos con sordina

la memoria
mi otro lado/ es un álbum de calcos

juega en continuado jaques al olvido.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014 


Ilustración: Flickr Hive Mind ©


20 de diciembre de 2014

preces del primero


preces del primero

en el tablero ni suerte ni verdad
sólo diagonales y rectas bicolores

un temblor de lágrimas/ la versión
descompuesta del ayer en porvenir
y hoy
      cuando gorjeen los cristales:

la nómina
los llamados
súbito de imagen/ sombras y trasluces.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos –memorias de interior-, 2014


Ilustración: Al Trasluz (c)

19 de diciembre de 2014

pinturas



pinturas


gota a gota bajo asombro evaporó
un tiempo de palabras
quedan sólo fotografías
claroscuro o aguafuerte en la sospecha
de cuanto fue

como si más allá del óseo
jamás real/ desde letras del cinema
                                               imaginario
fuera posible escribir la historia

sobre la escarcha
o centro hoguera
bajo el árbol tras la lluvia/ gota por gota enterarse
y pintar la página otra vez.

© Carlos Enrique Cartolano. Calcos -memorias de interior-, 2014


Ilustración:  Olgger Dubon

18 de diciembre de 2014

hombre y ...


2.100


hombre y árbol se apagan
si la lluvia subvierte pájaros

sin embargo
el agua enjuaga hálitos y sombra

después la memoria:

esa encina que gotea cuando escampa.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración:  Repoblación Autóctona ©


17 de diciembre de 2014

cuarenta ferias



2.99.

cuarenta ferias

en mi tierra no restan
máscaras pies impresos arcilla
por moldear            los exteriores
culminan y semejan vastos límites
sin periódicos ni psicoanálisis

es cuando al clic de párpados
todo es propio o vuelve a ser ajeno.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Anaqueles de feria

16 de diciembre de 2014

cuando vengo


2.98

cuando vengo de regreso
no se estrella el cielo los reflejos
eléctricos en competencia
me alumbran y escribo

las manos entonces son ciencia
y en fauces de llanura vegetal
siembran estrellas encintas.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Mandrágora (c)

15 de diciembre de 2014

en vagón


2.97.


en vagón saturado de ir obligados 100 por cien
huelen diferencia 90 están disconformes 80 de los cien
son argentinos nativos 70 llevan su problema
en bolsillos desprovistos 60 por ciento perdió
capacidad para soñar pero al menos llevan sangre
americana

en los restantes
50 no lograron crecer en pareja 40 %  come menos
de lo necesario y mal 30 de cien sufren angustias
depresión o pánico

20 por cien nacieron en países limítrofes y muchos son
discriminados

entre los 10 últimos
algunos no precisan trabajar ahorran por más
no cesan de tocar cuanto tienen
pero eso no es felicidad.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Daumier

palabras de amor



2.96.

palabras de amor éstas que dichas
arden hasta el fin
y nadie más puede volver a usarlas

ni siquiera el espejo
diáfano entonces.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez- 2014

Ilustración: Naló


14 de diciembre de 2014

la plaza


2.95.

la plaza de pergamino existe desde afuera
reviene en verde flora
hasta mí en la cabeza

brota en el minuto después en las sospechas
de la tarde inclinada tibio su poncho pampa

y planea en mil preguntas cuando
termina todo alcanza la mayor parte huye.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Pérgola en Pergamino, Buenos Aires.

la luna


2.94.


la luna cuarto menguante puñalero
se cuela por cristal en viaje

la distancia tendida en la ruta es
esta mujer que revuelve mis sábanas
a diario

detrás quedó el monoambiente
y seguro al no encontrarme lagrimea.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Santos Irreverentes (c)

12 de diciembre de 2014

estoy con


2.93.

estoy con cinco párpados
y alguno más abiertos

estoy desnudo de pie en la memoria
de unos pocos

dejaré de existir cuando me olviden.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Nicanor Piñole

me cuidé


2.92.

me cuidé de barrerle sombras
a los muebles pero nunca
evité el fulgor de palabras

a esta escoba mía le faltó olvido
se habituó a deslices
de biblioteca.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Brma (c)

11 de diciembre de 2014

todo grito


2.91.

todo grito de propiedad decrepita
las proclamas envejecen
cuanto se tensó afloja y el común

vuelve a compartirse

sólo la biblioteca detiene edades
pero espejar cada volumen
es ardua tarea

los anaqueles administran infinito.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Oye Borges (c)

9 de diciembre de 2014

primera mirada


2.90.     

primera mirada el reconocimiento
mi mano hunde en cenizas la memoria
y extrae el incendio

desde él un ademán se sube a tu sonrisa
                                               es otro sol

libero a la diestra operaria que cierne abona
tiende este jardín al reencuentro.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Grant Wood

8 de diciembre de 2014

el viento


2.89.

el viento de otoño abandonó
esa dulzura de mis tardes
                            y sopla bravo

viene mezclándose con teclas
de waltz for debby
mientras giro apretando mi poema

él trae hojas verdicastañas
cobre crocante
tanto que se dijo
frío de ausencia
mis vuelos fuera del nido
y una confesión de amor.

         me faltan domadores
 la flor
el verde tanto perfume olvidado.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Dreams Time (c)

busqué la salida


2.88.

busqué la salida allí
donde aflojaron muros del atardecer
y una pareja de gitanas posó
para julio romero de torres

después la cuestión fue encontrarle
una recta a las serpientes
que estiraban opciones de cemento.

entonces te vi

más allá del inhóspito
los pájaros estercolaron nidos
y en tu mirada
por fin parpadeó mi edén.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Julio Romero de Torres

7 de diciembre de 2014

la ventana


2.87.

la ventana por la que amanece
quedó abierta toda la noche

pero la otra demora su luz
en domingo sobretodo
la visión
llega entumecida y sin brillo.

                            me falta
la reflexión del filósofo sentado
al borde                 ácido es cierto
pero irremplazable

ahora desayuno esa mirada.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Imán Maleki

no soy de aquí



2.86.

no soy de aquí pero
en esta tierra renazco
la palabra itinera
funda

mi nación vive el vientre
de todo poeta la patria respira
entre letras de un verso.

no soy de aquí pero
mi palabra es la luna y bajo ella
se asombra
funda

no soy de aquí pero
mi palabra quiere alumbrarte
hoy dejala ser tu sol.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Ewa Swidzinska

3 de diciembre de 2014

me despierto


2.85

me despierto pensando para qué
es el nuevo día
me alcanza la imagen del gomero
sus frutos
comienzan a enrojecer ahora

será para mirarlos que llego al viernes

pienso entonces qué fortuna es
este poema nuevo brote
él alumbra del monoambiente afuera

vuelvo a pensarlo al levantarme
estas palabras son sudores:
mi cuerpo no se enmascara con poesía.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Lucian Freud

más cerca


2.84.

más cerca del poema
éstos del carrito con botellas vacías

más cerca los prófugos
estrecho de amor entre cien islas

más cerca los memoriosos
cuando el geriátrico estalla en risas

más cerca también las lacrimosas
esas de transparente ardor inalcanzadas

cuando las torres espigan océanos
de voz y el espíritu destiñe violeta
ellos son poesía.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Alice Kohler

si no fuera


2.83.

si no fuera por triple balcón
miradas por tres o tres ojos que alzo
no sería de hacedores mi fruto

sino sólo semilla sujeta a milagro
entre algodones y secante

porque administro un jardín
cobro presas de la maravilla cada día
y la memoria estira haciendas
de piel sedosa.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Poske

y hoy


2.82.


y       
hoy
al balcón
días como islas
explosivos yermos
los de imposible fuga         
días son
ciegas legiones desatadas
sordas mudas sus estandartes
cubren horizontes de mirada son días
que borran la memoria con cenizas nieve
donde antes llamas trozado amor
y en carne viva
cuando hubo sueños.

días para urgir lectura
quemar soberbia
y volver a medirse con la muerte.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración:  Bastiano Da Sangallo

1 de diciembre de 2014

tracé


2.81.

tracé mapas de mi rostro en el espejo
conozco sendas callejones espesura
de barba bigotes y patillas

planifiqué pasos de la afeitadora
cada cuánto recurro al peluquero
curvatura de palmas
sobre la frente
marcas con fatiga
de anteojos sobre el tabique nasal
y ajustes de botones contra el cuello

en los jardines del lavabo
todo pudo incorporarse a la rutina.

pero no hablo de lo indómito
de cuanto flota
o anarquiza el monoambiente

tu mirada por el cable de datos y el teléfono
en cada nube en cada pájaro como siempre
en cada verso                   tu mirada

acaso puedo ordenar tu espejo
                                      amor
es mi pregunta
si entra tu mirada en la rutina

porque cuando intento comprobar
lo que viste en mí     me pierdo

me pierdo y sin remedio

en tensiones que sostiene el bruno
no hay plano cartabón plomada
regla ni sextante
                   que puedan orientarme.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Edouard Boubat (1954)