CONTENIDO DEL BLOG


31 de enero de 2017

marcas



oscuros cascarones en las manos explican
frecuencia en mis heridas/ recuerdan otros tajos
pero también diferencias de la piel

lozanías del paso pese al parpadeo atonal
y mi voz en la distancia/ inventarios de ceguera/ prisión
de los sentidos sin tinta ni papel

cómo llamo pregunto a la savia frágil que sostiene
mi cuerpo y su intención/ al arroyo y sus cavernas
a las fuentes/ a los bordes o al color

cuando fragua y cubre/ tras olvidos

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Pejac (c)

el nombre


siempre con palabras por la mitad/ una llave
escarba los labios/ algo habrá de pronunciarse
distinto/ cierto sonido ha de traer seguramente
aquello aún callado/ y en su mejor opción
despertará tu oído: eso interesa más que nada

por eso vine/ ahora intento la porción restante
lo que complete/ quite del horno/ eche el sayo
de identidad sobre los hombros/ la combinación
mueva dientes a la cerradura/ culmine la boca
su curso al beso: y yo diga por fin tu nombre

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Naum Gabo

29 de enero de 2017

fridencia



en palabras te encuentro/ me conozco de piel
afín: como pinta/ suena lee sin autor/ su historia
es mía/ como pertenece a multitudes

mientras el texto mira a los ojos/ se reconoce
en otros/ teje distinto en cada cejo: si nada
fue tatuado/ enasta mi letra es visión y minarete

por fin ser amada es tu logro/ te devuelven
cuanto es del idioma/ en esa caricia estás
dulce y como agua nueva tu sexo moja

© Carlos Enrique Cartolano.  Setenta jardines, 2016


Ilustración: Frida Kahlo

sofrología


el dolor mide por igual cuerpo y hálito/ caminante
y ángel o podio y ala/ pero hay penas máximas
lijaduras de quimera que anticipa el cuerpo

el nombre se fortalece en la enfermedad/ el ácido
del dolor espiritual corroe al final
cuando el necio se impuso al sufrimiento

o no hay talud que alcance/ y se pasa al otro lado

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Pablo Picasso

27 de enero de 2017

paso de las nubes




con tantos años la experiencia sujetó
el estómago/ pero entonces se creyó libre el músculo
cordial /sus lacrimales

bastó volver sobre lo escrito/ escucharse en otro
recordar aquellas manos que dolieron
o el pubis dolido/ para tronchar los puentes

el asfalto quiebra y humedecen libretos/ no les crean
a mis ojos si culpan al mundo de torturas
he sido yo el responsable/ y aún vivo levitando

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016


Ilustración: Charly Nijensohn (c)

26 de enero de 2017

partidas



fue un color mi palabra y apostó infinito: era
gracias al verso/ el idioma es un espectro
el padre que prohijó frutos al refractar mi conciencia

supe al componer/ leí en la profundidad
pinté mezclando colores que desconocía
y estos ojos de pincel hurgaron un canvas universal

fui prisma/ interlocutor de orígenes/ el tallo elástico
y mi raíz braceó un corazón terreno

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Antidepresivos (c)

25 de enero de 2017

guíaLUCIANfreud



Podés encontrar mi último libro –guíaLUCIANfreud-, en las siguientes librerías:


Antígona CCC, de Av Corrientes 1543, CABA
Antígona Liberarte, de Av Corrientes 1583, CABA
Arcadia Libros, de Marcelo T de Alvear 1548, CABA
Caburé Libros, de México 632, CABA
Colastiné Libros, de Mendoza 2670, CABA
De la Mancha, de Av Corrientes 1888, CABA
El alígero Dante, de San Luis 1745, Mar del Plata (Bs As)
Fray Mocho Libros, de Belgrano 2877, Mar del Plata (Bs As)
La Comarca Librería, de Cnel Díaz 1492, CABA
La Cueva, Av de Mayo 1114, CABA
La Libre, de Bolívar 438, CABA –nuevo domicilio-
La Paz Arriba, de Montevideo 421, CABA
Librería La Coop, de Bulnes 640, CABA
Librería Ramos, de Av Mitre 581, Quilmes (BA)
Librería Universitaria, de Lavalle 1601, CABA
Libros Norte, de Av Las Heras 2225, CABA
Punto de Encuentro, de Ituzaingó 112, San Isidro (BA)

Editó y distribuye EL MONO ARMADO


nombrada



dejó de lado el vestido y reinó/ fui trono
entre veinte y setenta cristal su piel/ transparente
palabra vista en altura/ numen del verso
sus plantas labraron mi tórax como diluvios milenarios
y fundió la roca al replicar anuncios
de su aroma/ presa del beso eje de mi abrazo aspa
del mundo que estrecha y brota

hoy gira en las esferas/ dilata esquinas la paciencia
sus amantes: ella sollozo y risa/ frutal sujeto
que estalla y mueve cadena de explosiones 
si mira disuelve el hábito/ renueva
la escritura y mi tiempo fluye tatuaje de sus nombres

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Sarah Bernhardt

24 de enero de 2017

bordes




hoy mi tacto es la frontera/ una barrera física y adulta
largamente probada ya no descubre/ la magia es de los ojos
tintes insistentes del límite
                   aunque acaso aquélla sea el fin/ extremo fatigado
de este día y los siguientes/ la corteza bajo mis pies
quizás reconocida al repetir lecturas/ cómo saberlo

intuyo una metáfora que otros apuntan cuando me ven pasar

                   es raíz la conciencia de llamarme/ o el nombre
de mi amante: este que un lobo aúlla a la distancia/ creo
en brotes y mutación/ confieso constantes la emoción y su sorpresa

quizás el recuerdo resulte finalmente constructor de claridades

                   la memoria trace y borre alternativa la frontera
ella resulte indeleble sólo durante el sueño/ cuando un rostro
de mujer se plante en la mirada/ junto a los de miles de nonatos

y por hábito incurable yo busque ese vínculo en la ulterior velada

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016


Ilustración: Pablo Picasso

23 de enero de 2017

cincuenta


creo ahora en confluencia de historias
personales/ en redes de un tiempo común
o encadenados del brillo/ cuando ato
certezas/ caen celajes y la mente ve

sabés adónde van los muertos/ pregunto
yo por fin recuerdo: aquí permanecen
bien callados mirándome sin pausa/ si
los nombro recojo sus últimas palabras

creo en mi amor/ el edificio circular
delirios en la fuente cuanto humea/ pies de polvo
estas manos/ mis ojos navegantes del caudal
hasta estuarios del idioma/las armas de otro edén

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016


Ilustración:  Beili Liú

22 de enero de 2017

cuarenta



en cada vuelta de página convocó el encanto
del idioma/  una multitud de torpes conmigo
fuimos culpables de aporreos y sangrados/ aunque él
sobreviviente llegara otra vez trayendo del brazo
a la belleza/ qué mujer qué piel y qué música
en trompas del crepúsculo sobre palmas del amanecer

prediqué el juicio su gracia/ subrayé esplendor
en los maestros: las bocas del respeto/ escasas
traducciones/ hay espejos que la edad congela y allí
nuestra corriente sólo existe entre remansos

colonicé palabras el recinto que vaciaron los mayores:
buscaba mi son/ cuanto reverbere sinfín eco
de un buen leer: y este equilibrio sobre las piernas

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016


Ilustración:  Alexander Calder

21 de enero de 2017

alterno


hembra acentuada y alfombra verde/ tal jardín
es imposible por eso la existencia probó variar enfoques
con marco entre mis manos/ al este y al sur
o en columnas del pacífico: dondequiera o donde otros
copularon y sobrevuela vivo el testimonio

norte quizás/ allí el verano encinta jugos en la carne
muestra otra máscara el viandante suenan voces al fondo
y es cálida la umbría

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Romero de Torres

20 de enero de 2017

besos de fotografía



cómo no postrarse pregunta eco* ante el altar
de la certeza/ y agrega mi escasa autoridad acaso
bajo regencias del equilibrio universal resta
otra verdad/ subalterna quizás oculta todavía

yo consulto por leyes a la física:
no podré adherir trabajoso los fragmentos
de mayores gozos en mi vida/ alzar en el constructo
una evidencia con nombre y domicilio

porque tantas veces fracasó el sueño/ y tanto
soñé los imposibles/ lo falaz obra realidades miente
el poder  mienten los miedos trampea la codicia
fusilan al amor en basurales
hay besos de fotografía
y espejos traficantes

*En “El Péndulo de Foucault”

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración:  "De aquí a la eternidad", uno de los besos de fotografìa más recordados

19 de enero de 2017

treinta



tiempo de frutos/ curé a los primeros en tanto
la cosecha superó fondos en mirada y pulsos de escritura
bienvenidos/ la existencia un sistema de compartimentos
desde isla urbe: los nombres vuelan bajo/ son mochuelos
y fundan la civilización doméstica

aquí reside mi fortaleza/ del primer llanto flores en la voz
cuando al fin se mira atrás

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016


Ilustración:  HD fondos ©

18 de enero de 2017

de goteos


al verme salir del agua dirán: esa es tu materia
nada es más afín a la palabra que el curso
y la vertiente/ aunque sin embargo sólo transijo
con ella yo no vuelco/ jamás penetré la tierra
ni recorrí en segunda existencia el vegetal

habito un cuerpo y él no logró meteoros
apenas floto/ y con facilidad me atraganto al respirar
quién dirá de mí: puede extraer oxígeno del agua
antes: se predispone al ahogo/ pero eso sí
hay quienes me transcurren líquidos/ fluyen contacto

y después fugan casi sin rastros cañerías afuera
del mismo vertedero

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016 

Ilustración: Cadena nueve (c)

obituario


mido peso sombra culmen en toda imagen/ dispuesto
a ver cómo una apaga su luz en esta hora precisa
del feriado/ cuál/ y si extingue de qué muerte y edad
procede el rayo/ a cuál jardín pertenecía/ a éste que el viento
pone a prueba no seguramente/ será al de la memoria

habitamos un tiempo sucesivo dijo borges*  quieto al balcón
de edades parecidas/ aunque somos querencias de eternidad

allí también dijo: el idioma acaba en un sistema de citas/ entonces
sólo un hecho ha de restar soles y lluvia
al jardín postrero/ será una línea/ o menos todavía: una palabra

 *“Utopía de un hombre que está cansado”,  en “El libro de arena” (1975)

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Cleon Peterson

16 de enero de 2017

compás


era la corriente entonces/ superficie de fuerzas
cuanto flota o puja/ centro y móvil de conflicto
también garra inferior que corrompe enemigos
en mi lecho/ era la pesca y el mismo anzuelo
un cedazo contravoces del estío/ la muchedumbre
el son sin pausa al sortear idiomas/ camalotal
raíces o febril espasmo/ deriva de palabras
las márgenes o cuerpos/ sus amantes eran carne
donde restalla el agua/detrás de la salpicadura fui
bebiendo el poema al cabo de otra noche

fui la cesura/ el tiempo de las uvas/ piernas de heráclito
y aquella mirada borgiana del 49/ la espera
en despoblados de estación/ polvo de mis muertos
sólo una brisa en tu frente/ aromas del romero
ese eslabón desprendido del cierre metálico
patas de insecto sobre mi boca/ la textura de la sábana
un nuevo vegetal que alimentó esta sombra
y después/ imprevisible el tacto volvía a girar la esfera

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016


Ilustración:  Pesca en Sri Lanka

veinte



quizá todo mida una lágrima/ su transparencia:
cuánto puede mirarse atrás sin que el gesto
traicione/ o el ojo se apague sin remedio

aquélla del segundo anillo era cristalina aún
atada a llantos de leche y despojo/ entonces
mitifiqué un futuro insólito/ pensé epígono la luna
aliada del destino/ por ciencia y por deseo

pero siempre hubo posterior/ cinco anillos después
ella vuelve al cristal/ atravieso el dolor con mirada
transparente/ pero todavía espero el postre

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración:  Amo Santiago (c)

14 de enero de 2017

la batalla


existo al filo del anillo: aire de extremo/ son
seis senderos circulares yo voy al tope y prosigue
la batalla/ la sorpresa guía mi conquista

si hubo un medio lo olvidé/ la transición es invento
de alemanes románticos dijo dussel/ jamás la justa
se atuvo a rondas anteriores: ella se libra en esperanza
del anillo siete/ por él mi riego cada día

este jardín la dama del alféizar/ su piel moruna en torno
multitudes/ el coro/ sin que importen mellas al acero

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016 

Ilustración: Julio Romero de Torres



13 de enero de 2017

turbo



la existencia como el océano en palabras de hugo
es almácigo de formas posibles/ repetición e inconsecuencia
cuanto es único y fracción/ el tiempo aún insobornable
triunfa sobre el verso

este orden es rotura y unidad/ como nadie puede abarcar
el pasado íntegro con sólo recordar hay quienes viven
de reunir trizas y recobrar su imagen/ siempre sobresale
una añoranza sobre el resto

un baldón en la batalla/ una mirada en multitudes
el turbión antes/ la rémora después

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración:  wattpad

12 de enero de 2017

sesenta



en ellos iluminó la memoria/ porque:

adónde esconde brillos un cuerpo/ será que somete
sueños al batido de parches al jolgorio
de los asesinos/ es acaso el mismo cuerpo de la decena
anterior: esa estación con muertos respirándome
en la cara/ sin amor y sin refugios en el nombre

porque este tiempo supo a reconquista
dibujé ventanas al muro del laberinto/ tras mis caricias
las certezas estiraron las patas y me miraron
con ojos de farol/ cuanto viví hasta entonces cobró
tasa y valor/ fue cuando escuché al maestro  diciéndome:

tu memoria es un desorden de posibilidades indefinidas*

·        Jorge Luis Borges (La memoria de Shakespeare)

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta Jardines, 2016 

Ilustración: Borges y Shakespeare

11 de enero de 2017

diez



la primera decena llega del cuerpo/ va
sobre la piel: la realidad y su fulgor/ cuanto
nace de él lo nutre o penetra/ el perteneciente
a su raíz: eso bautiza y llama/ abarca
o suelta/ digo el abrazo el beso/ los hijos
la herencia el común de sobrenado:
la voz/ un ademán o color y el nacimiento
de cada vertiente individual

lo que hiere por igual hace la especie/ a la suma
de escalones llaman escala/ la primera decena
hiende el suelo estira surcos/ a cada extremo
una mano siembra arcoíris y por encima
o debajo la sed inventa el agua

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración:  Sergio Hernández

jade



entonces ya escribía/ cuando perdí piel
entre palabras de agua y un verano al fondo
del jardín/ supe de otra voz del cuerpo
y sus misterios/ una extraña habilidad: tender
versos en la almohada

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016 

Ilustración: Sergio Hernández

9 de enero de 2017

secuencia



primero pasión sus aluviones / no comprendo
aún si algo en mí evoca o simplemente
la columna de humo marca itinerarios

es posible que me vea/ está mirándome lo sé
recuerda lo que me golpea/ me pega donde más
duele/ en intimidades del retorno y sus esferas

después recuerdo su mano al encender la hoguera

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Sergio Hernández

sepia


en torno a Ulrica

pienso palabras porque veo/ es imagen el recuerdo
como este tacto también: cuanto se posee por primera
y última vez/ después cambio desgrana el médano
no sirven lengua ni manos

la distancia forja una espada/ contagia el silencio
se terminan los paseos entre sábanas y versos

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Fotoclip (c)

7 de enero de 2017

adelante



era no esperar y decirlo/ aunque no por impaciente
sino como acto de justicia/ la palabra inédita envejece
no se conocen medicinas para el cáncer de poiesis
sólo está claro que el mutismo corrompe la materia/ y a todo
cuanto ella encierra

por qué pregunto la miseria/ si está viva la voz
se permiten graffitis/ el susurro/ hoy todos paginamos un mismo
libro de arena

habito una inmensa biblioteca/ en ella no hay cánones de tiempo
o geografía

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta jardines, 2016

Ilustración: Memoria del fuego (c)

6 de enero de 2017

93%


antro hueco la existencia/ no cubro
profundidad de algunos roces ni siquiera
propias huellas/ canto y lágrimas escurren
frágil mi palabra cifra silencio y olvido

suman sólo oxígeno hierro arena silicio: eso
donde mi habitación formula/ después el agua
vuelve/ siempre surte la esfera cristalina

gravito/ este poema es carga eléctrica/ el presente
estática: ata y descose equilibrios: mi cuerpo
consume misterios/ y tanta pregunta

© Carlos Enrique Cartolano. Setenta Jardines, 2016

Ilustración:  A todo momento©



(*) Al 93% del planeta que habito lo componen: oxígeno, hierro, arena y silicio

5 de enero de 2017

soplo



cuando alcancé a trazar mi reducto/ la obstinación
cabalgó las rachas: pensé en sostenerme
contra el tiempo/ aunque tal sería un soplo en torno a nada dijo
miguel veyrat distante y tan cercano poeta de valencia

acaso la existencia consista  en alimentar
órdenes de la noche/ escritorios despojados/ sonrisas
en quienes más amamos / la oportunidad
de encuentros reparadores/ respuestas en torno a tanta
desaparición/ por qué ya no está aquel amigo entusiasta
acompañante de alientos y riqueza inmaterial

pregunté mientras cae en mis manos la propaganda
de una residencia para tercera edad/asalta el blanco
de mi barba ante el espejo y hasta dónde calcé pregunto
la gorra esta mañana/ las consonantes transcurren
cursan vertientes/ yo apenas acomodo las vocales/ ni pensar
en sujetar la revulsión del tiempo

© Carlos Enrique Cartolano.  Setenta jardines, 2016

Ilustración:  Charles Dellschau (c)

4 de enero de 2017

rosas y mirtos de luna (*)



en redondeles de abrazo y bajo la luna
comparto a federico/ cada vez que escandalizan
el mal gusto sierpes de la hipocresía
crueles embozos del silencio tras espejos
vuelvo a lorca/ por abolir cegueras en granada
y en el mundo/ por mostrar la libertad
en cada gramo del gesto con cada milímetro de risa

comparto a federico/ con él somos varios
en floración del foso: gloria/ vencidos estruendos
de fusilería por el querer y tanto abrazo
es energía la palabra dulce querencia/ puñal íntimo del necio

© Carlos Enrique Cartolano. setenta jardines, 2016

(*) de Arbolé arbolé

Ilustración: Arte Urbano