CONTENIDO DEL BLOG


29 de febrero de 2016

derrame


palabras necesarias son saliva sudor
por gotas vertiente juncal del día/ decir
al filo acero cordial la lengua en llamas

palabras últimas si alguno las apunta son
epitafio suman vigor a las raíces/ aquéllas
del encuentro y éstas despedida epígrafe

de una pérdida/ palabras de memoria
para el dolor que ya no muere
son lágrima de añicos sobre piel desnuda

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Inkult Magazine (c)

28 de febrero de 2016

migrante



contiene un llamado el amanecer
cuando despierta/ la energía es estar
erguido en la memoria este ser padre
pendiente del sol/ devenir de un hijo
antiguo americano de adobe y sal

volver al agua siendo curso cauce
gatillo del aire/ animal herido de tiempo
cuanto amor quede después del otro

y ceda la suspensión de amarga caricia
si chasquea el alma al prender la luz

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Silvia De Luque ©


27 de febrero de 2016

nocturno en viaje


la noche es esta virgen borracha de deseo
cuando me arrastra al primer orgasmo/ es
la niña negra que clama su derechos
en altos de santa catalina entre tupis de la selva
puerto de marimelea/ en brooklyn y sobre
mi piel en esta cama si no cesa el ardor

es un filo de sombras el gozne del párpado
al cerrarse/ silencios obligados por la muerte
la ejecución en público de versos miserables
noche grito de dolor o libertad no sé/ lo que cubre
condena cuanto lastima o sangra esta lengua
quebrada/ la sutura misma en carne de labios

y puta de zaguán en bermellón oscuro/ su sexo

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015 

Ilustración: Edgar Reascos

26 de febrero de 2016

exhalar


ensayo otra vez en tiempo de salida:
la existencia consiste en invertir el transcurrido
palma en alto dedos dados vuelta y bien profundo
como si fuera un guante/ comprobar
allí las cicatrices después sacrificar al altar
cuanto quede en recipiente y combustible

en plena migración es necesario estar afuera
de pie en estación de sombras/ así verse pasar
medir dolor y la distancia

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Piruja 55 (c)

25 de febrero de 2016

bahía


convoqué a bucéfalo vecino que besa playas
y lame mis heridas/ pero es de humedades salobres
su lengua de rémoras no cesa/ cómo fue
dónde los jirones de la piel esos clavos este viento
que amenaza el horizonte/ cuándo entonces

ya no es espera/ ni confianza el otro no se ve
y la sangre me abandona

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Marga Fuentefría

24 de febrero de 2016

sequía



escuché el chasquido de sus alas negras
echó alientos en mi cuello/ cuando perforó
la noche con su llanto soñé aturdido
necropsias de mi tiempo/ ya no fue tarde
el pasado se repite en tiovivo y una corte
de cuervos revolotea sobre el pedregal
donde antes cantó mi arroyo

debo dormir pero me faltan razones/ hay
alimañas/ hacen el amor entre las sábanas
y me observan complacidas

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Revista Santo y Seña (c)

23 de febrero de 2016

mareas



debía tropezar con el espejo ver mi sombra
asumir materia de luz/ el recorte confiere fondos
su límite se establece en las miradas/ y fui 
clonado en público mi nombre territorio
de figura y opinión: lo ajeno la otredad apenas
un roce fue conflicto y supe reparar fronteras

ahora me escucho/ cirugía mayor la grabación
parte el tiempo separa voz de esencia y aún
el alma propietaria reclama reconocimientos

si pudiera tocarme entonces compartir conmigo
este flujo de nadie/ rémoras que arrolla la marea

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: El marqués deco (c)

22 de febrero de 2016

dos por tres


La conciencia no es más que otras personas
dentro de uno                Luigi Pirandello

otra vez recaigo en la escritura/ el día
bruñe tres años de óxido
no cualquier momento primeras palabras ni tampoco
cierre y despedida/ es con la precisa angustia
esta línea no otras abren tu boca tan amada
para audífonos de mi conciencia inalámbrica

es todo a un tiempo y sin paréntesis/ suena mozart
su rapto del serrallo cuando sin retorno
mi violín gime cuerdas/ vos estás allí encerrada
dice pirandello y no confío/ me parece que es
un costado mío doméstico que hoy reclama       
grita gesticula se enloquece sin luz y no hay papel

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Nam June Paik

21 de febrero de 2016

hopper



soy faro detrás del iris clamor de locomotora
desatada por la noche/ vaho rojizo de una hoguera
a la distancia siempre soledad puertas adentro
soy la piel con lustre de cristales/ vual que agito
con el viento reunión con otros pero única
conciencia suficiente/ columna de humo soy cemento
de frente la frontera del hombre en el hombre
transparencias del pincel en el silencio/ piedra y
pregunta golpe y semilla/ color y fracaso pendiente
y retorno soy hopper: américa devuelta su cuerpo
el único nombre esa palabra

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015


Ilustración: Edward Hopper

20 de febrero de 2016

teseo



la noche es este viaje del que sólo
se regresa/ sin recuerdos del opuesto
su cabo la visión de las cenizas y al ras
los predios yermos de fronda o parabienes

la noche este silencio previo a conciencias
del dolor/ cuanto deslíe y pierde pátina
sume en la derrota es esta ceguera
mía a las señales su fractura/ el laberinto

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Cadena Ser (c)

19 de febrero de 2016

heladas


él se retuerce al paso del balcón congela
junio picaportes y conciencia/ al extremo derecho
del reptil que crece independiente de su costa
norte voy                         acaso se disuelve
el abrazo como piel de mudas inservible/ hay
fogatas encendidas donde recuperar mis palmas
labios párpados de piedra en pétalos/ pregunto

me esperarías en salidas del convoy de oriente
dibujarías otra vez una sonrisa en la memoria
vestirías tus hábitos de mayo/ otra vez saldrías
al balcón sin neviscas que valgan             o solo para mí
se quiebra el horizonte declinan versos vaga
conciencia del lenguaje resta/ este sueño es pesadilla


© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Bacon

18 de febrero de 2016

olvidé mi nombre



ya que más allá hay otro mar y por aquí
el verdadero silencio/ soy frontera una línea
o nube evanescente sobre la intimidad envuelta
pública/ mi territorio recae en la fusión
de historia y sueño ni fotos ni ancho de abrazo
sólo esta soledad que anilla compromiso


me llamo como vos y no me dicen por tu nombre
ese cristal carga dos fases/ por la interior te veo
pueden verme en intemperies: fuimos/ siempre dije
el futuro no existe aún y vos lo edificaste/ después
se derrumbó conmigo


leo de tu viejo puño llevame a vivir con vos/ entonces
te creía y mirá cómo me vestí cómo sumé riqueza
colmé las paredes de poemas y no te encuentro


esto no es melancolía sólo conciencia/ es alto
el talud de arena las olas espigadas esta playa continúa
más allá de nuestra sombra/ pero lo que no sucedió
es pura ausencia                                  es la edad del frío
junio junio junio junio JUNIO es junio otra vez


faltan siete días solamente es mi cábala este número
lo llevo conmigo me arde en el costado destella tras
los párpados/ espero escuchártelo mi carne aún aguarda
y no sabés cómo/ vos todavía ignorás el filo verbal
de mi agonía cuando me calza guantes me sube a las muletas
me cuela las palabras/ y esto para mí es puro averno


mi tiempo es este olvido/ me recuerdo escribiendo de mañana
y me pierdo en muchedumbre de palabras/ te paraste acaso
sobre el mar para mirarme



la muerte es este olvido y el tiempo es/ insobornable

(c) Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Mujer hoy (c)

17 de febrero de 2016

poema de amor




quién podía asegurarme la cima/ que flameaba
en crestas del paraíso o deslizaba sobre muelles
de sus aves/ he pecado señores de mi tiempo
leyes indiscutibles del decoro y la edad sólo soy
la ignorante presa de un gallo azul y sanguinario

ahora mismo bajo presión del pico pétreo digo
pequé al suponer que el amor no cronometra
al saltar cercos del tiempo/ alentar realidad en la
palabra y concluir que soy este poema no mi
cuerpo de frente al sagrario con teclas cada día

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015


Ilustración: Amado González Cordero

16 de febrero de 2016

virus


lo bajé de su cruz cuando salí de mis zapatos
iba de viaje/ lo puse en un cajón del escritorio
porque era injusto su gobierno de moscas y pelusas
había que dejarlo con lo suyo/ los relojes la ley
ranuras iluminadas y otras ciegas que sirven
al menos de portón al otro lado/ lo bajé por eso
hoy le puse tapas de cartón al inventario

volumen de bruma innominada/ sin título es título dicen
pero también son dos palabras y eso es mucho

un cristo en el cajón del escritorio al menos quince
libros mudos ciegos bajo tapa dura/ esta noche poblada
de respuestas no de sueño por cierto no hay jaleo
ni voces/ espesa compañía siempre engrosa la memoria

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Zeng Fanzhi

15 de febrero de 2016

desvivos



es el cristal que salpica la piel o quizás
ella transparenta manchas de mi espera/ también
aguardar degrada corrompe y deriva la propia
voluntad

alguien recomienda lociones para desvivir futuros
de la imagen/ asumo sin usarlas es ahora
cuando el tablero tiende la batalla aún mi peón
ensaya saltos de caballo

es hoy/ y para qué pregunto acaso
hay algo conocido allí del otro lado del sol que no sea
su noche con la diosa blanca

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2105

Ilustración: Conoceréis de verdad (c)

14 de febrero de 2016

cumulonimbus



amanecí claro vos clara sin dormir ambos
en tus brazos tus labios/ azul por poco aire
en medio kilómetros nubes como elefantes
blancos/ palomo herido ave sola vos
ambos en viaje amanecidos claro en vela

entre tus brazos cierra palabra el cepo de
amor labios velas manchas rojas/ me voy
entre nubes suelto brazos dice el corazón
borro huellas/ hay acaso un camino y vas
buscándome otra tu otro colores de espejo

poesis al viento palabra abrazo sobre labios
te digo/ me lleva el viento dijo el corazón
así no alcanzo la esquina claro clara el sol
estira vela espesura/ serán cumulonimbus
esa distancia separa amanecida amanecí

solo sola te dejo casi/ chet dijo almost blue

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Best free (c)

13 de febrero de 2016

onomatopeya



la palabra es un desfiladero musical
sopla instrumentos
inventa nombres al sonido/ entona
oscilación al paso regente última
de la armonía

su brisa mueve las hojas/ poesis
ciclón: suelta viento riega lágrima
fiuuuuuuuuuu paso y pasa la existencia

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Paz interior (c)

humedales



La Granjita en Hermosillo, 2015

hay recintos que engañan o murmullos que avanzan
retroceden según mires/ las bardas se imaginan aún
bajo el océano entonces la palabra luce gastada
o inaudible al reparo /se estiran sudarios de agonía

en sonora méxico mayo in fine clichés certezas
de papel                                    pero en intemperies
bajo el sol espuman padrillos/ en torno
al agua humea levadura de la generación

presas para el cazador/ ranea la sed bocas abiertas
un viento para las crestas que alza vocales después
encolumna palabras induce versos/ piedra por
piedra para el poema transgresor algo visual
y vástago desafiante

hay exteriores de espuma disuelta/ lazos de carne
experimental crujen quitinas para poetas de largas
lenguas/ con palabras otredad y humedales íntimos
qué otra cosa suma aquí la poesía/ nombres

multíparos de arpegios chispas piedrazos/ el murmullo
alto néctar sexual del mundo nuevo/ su espuma cierne
ranas hambrientas

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Stock-clip (c)



11 de febrero de 2016

demuda


extensión del propósito soy mano retráctil
hasta su consecuencias finales/ con ella habito
estoy en extremidad escribo aún me ignoro
cuanto en ella vos o alguien más descifra/ soy
ovillo en la palabra espejo de umbrías volcanes
interiores sobre sí vueltos por leerse al fin

estoy amo por ser también en vos mi mano
noticia de un tesoro/ joya desdibujo lápiz oro y
carbón ensueño aquel árbol su raíz flotante
entre ramas este miembro es floración su alma
color hasta el final de las estribaciones/ cultural
tiempo y distancia son solamente convención

en ella mi mano caliente todavía de caricias/
cuelgo desato anudo muestro torno a esconder
aún llevo a mi boca quito también/ entonces
puesta contra vocal garrapatea consonante/sube
hacia la luz muestra el camino tiende el techo
apila su argamasa resucita real habla y respira

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015 


Ilustración:  Fabiana Barreda

10 de febrero de 2016

culto de mí


los veladores siempre/ quienes saben de mí
en la abstinencia son abanicos que triunfan
sobre el tiempo/así es como fugo entre miradas
de otras sombras convivientes vuela en aires
mi ciudadanía: nombre-domicilio-número todo
cuanto recuerde y deba repetir mientras viva

pero también un guiño electrónico/ esta línea
iluminada sobre blanco sin tapas ni volumen
un registro previo y posterior a mis latidos soy
cuanto deseo/ esto que transpiran mis manos
castañuelas del final en los pendientes/ tiempo
de abanicos en otoño: la caída y sus razones


© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015 

Ilustración: Algargos Arte (c)

9 de febrero de 2016

viaje


mi peregrino toma conciencia de la senda
recorrida/ cuando se lee cuando te lee:
la historia es un organismo en órbita el deseo
un maná insuficiente/ aunque el horizonte
trace encuentro y la letra respete y obedezca
no fue hecha la carne para salvar abismos
ni la bebida para una sed que mueva piedras

cuando me leo cuando te leo se acomodan
los planetas/ vuelven maremotos y ciclones
las lágrimas inundan cada templo/ el tálamo
flota en franca superficie y me ves te veo
a través del vapor en los cristales/ acaso
esta piel de escampe sea camino no la meta
y en otros tiestos brote una última palabra

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Jan Vischel

8 de febrero de 2016

pesquisa


en asamblea preguntan los poetas dónde
va el amor cuando termina/ varios son no uno
ni lo ven dicen no lo encuentran

y yo lo descubro rodando entre mis piernas
no de uno son varios de otros tantos/ perdidos
agotados continúan la pesquisa

mucha caricia pendiente hay/ corazón vacante
en asamblea los poetas se olvidaron del amor
lo recortaron/ dijeron que sobraba

o se les cayó al treparse vuelo/ al exprimir la copa
se perdieron las miradas por apurar el cigarrillo
entre páginas en sus carpetas/ pero él no cambia

aunque la soledad extreme y reine el mundo
otra vez/ en impermeable: no se acaba el amor
de cúbito en la acera/ él se para y nos persigue

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Poetisas eróticas (c)

7 de febrero de 2016

señales


lento penetra el invierno por la ropa
calzo lana y rebalsa el burro/ tanto poema
bebido insufló el verano ya muerto
junto a sus dietas

son señales:
incomoda el cuerpo incontinente/ suelto
en balcón de mayo espera otra vez paciencia

temperaturas para besar con fuego/ acaso
vendrás pregunto para teñir de fiesta
tanta escarcha

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Arroba Eudoxa (c)

6 de febrero de 2016

quizás


lo ignoro/ jamás fue predecible: aquí
o en delfos las pitias son engaño cultural
no sabés digo si es la evidencia del risco
opuesto a corrupciones del tiempo/ sólo
                                           un grano
de arena o este desierto cuando tape
de ardor mis pies/ si el viento abrasador
o tu ráfaga
un dulce tiempo en la mirada

quizás cuantas certezas resten surtan
         por memorias de tu sonrisa

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Alberto Donaire

5 de febrero de 2016

ulules


camino la gran ciudad
otra vez

decían que el llanto de esa mujer
a las puertas del zoo/ su dolor por cautiverios
la curiosidad dijeron de las cámaras
tras ágiles ratas insomnes en la panadería
de oro y santa fe/ las sentencias de muerte
por envenenamiento
la multitud decían con razón ululaba
y ponían carteles dijeron bautizaron con nombres
de algo deseable/ la realidad dicen sobrecoge

todo/ todo por y qué/ toda lágrima indignada
todo para mutar su mundo/ por exceso y daño
todo y sin embargo en medio de la calle
la basura ennegrecida esa cáscara que fue
de pulpas sabrosas semeja un pájaro/ cobra
albatros/ aún alas sobre ancho cielo de cemento son
y a metros la gran feria

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015


Ilustración: 2Photo ©

4 de febrero de 2016

antes


…Por el camino de las hojas
Se van los ojos de la muerte…
Vicente Huidobro, Exterior


cada temporada guarda memoria/ su fronda
con pájaros de intemperie            después
gravitan lunas picos y brújulas del aire siseos
del mismo viento la corrupción estalla dorado
entre los pies

antes fue el canto/ prodigios del pincel un sol
de castaños y moreras cada sentido su espectro
triunfó con la mirada                   antes
me bautizaron los reflejos puse nombres respiré
orégano en las manos

antes viví/ conocí los bordes mané el exceso
lo sé mientras los ojos cobran otra dimensión
secan y amarillan destino horizontal
ahora no                          la historia es el fin
al cabo del latido

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015


Ilustración: 123 rf ©

3 de febrero de 2016

amor libre


poesía abierta decían al volver
de oscuridades/ era de par en par
el verso en torno sus manos la crisálida
un poema/ después la palabra
hoy vuelo de microdioses y aireocéano
su hogar

boca en alza/ es ojo el poeta filo
franco en pan y creatura arte él es mediodía
siesta el crepúsculo/ báculo/ su urdimbre
cuenta tiempo-huella-siempre-marca
sobre el cuello y en la arena

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015


Ilustración:  Lidia Simeonova

2 de febrero de 2016

derecho de propiedad


es tu luz el resplandor de la conciencia
reparos los remansos este cielo de medida
la sonrisa en construcción/ también
cuanto complete y acabe de parir

es tuya mi llegada el abrazo aún vacío
el pañuelo cordial la pentatonía:
los platos en la mesa/ todo el papel
una lapicera y mis dedos de tu mano

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Jennifer Packer

1 de febrero de 2016

nocturno


por qué será que todo todo tiene
un tiempo/ una dimensión transparente
la marca de agua que varía de uno al otro

por qué venció o duerme aún eso
que me define y me prende al velamen
de la luna/ digo mi habilidad en la derecha

esta capacidad dije de hollar el cielo

por qué será que lo mejor rehúye
son mortales mis palabras/ el cono
de sombras apoya gris en la alegría

y por qué tu amor no brilla a veces
gotea la noche otro océano amarillo

© Carlos Enrique Cartolano. Migrantes, 2015

Ilustración: Miguel Funes