CONTENIDO DEL BLOG


30 de octubre de 2014

todo gotea


2.44.


todo gotea hasta la noche
                   mancha la tarde con café
goteo yo la melancolía
se derrama en gotas la distancia
y tiende lechos sobre el agua.

no lo desperdicies

gotea el mar enamorado del roquerío
corro a su encuentro corre
también porque
así beso así gotea amor en la arena.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Fonfría

es sagrada


2.43.


es sagrada tu cadera tus manos asilo
sitio el abrazo sinfín

ritual de la pelvis soy sacerdote
en tu templo dulce piel

donde este amor entrega libertad.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Florencia Walfisch

28 de octubre de 2014

quién puede


2.42.

quién puede envidiar los rulos a handel
el lacio en melenas de ringo o motas
                            del genitivo común

aquí afuera y por abrir la puerta
integro todavía
aquella legión africana
que resucitó en américa

mientras quede mucho por ver y relatar.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014 


Ilustración:  Handel

mis alados


2.41.

Recuesta la fantasía
su potredad…
Mabel Gondín
mis alados se han vuelto cojos
y carecen de brotes en voladura los terrestres

desapareció la media altura

los ángeles enmudecieron y para peor
el mundo se pobló de cazadores

ensordecen ahora en estampida de cascos.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Anne Pascale Gil

cuando no


2.40.


cuando no pinta el recuerdo
y todo consiste en abrir la puerta

traspongo la línea firme
entrelabios digo
mientras la lengua tiende espejos

y el poema me contempla.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Francis Bacon

26 de octubre de 2014

para que


2.39.

para qué ventanales al siemprestío
o pajareras del aire
lances del agua y sus caballerías

para qué escribir de frente al mar
será por exaltar pasiones
justamente él
protagonista del grito y la ternura.

si es sagrado el fuego del poeta
el océano lo ocupa
arde en sobrevuelo de plumas
y es la misma agitación
su vehemencia

si de él parten las mareas
y una flor roja empeña brotes
de fiel puramemoria en los tableros.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Lucía Coghetto

te contemplo


2.38.

te contemplo espiral en caracolas de caricia
y no alcanza                              por eso también
te eché al bolsillo con vos camino discurro
progresos del templo en la mirada

tejido de noche aunque es abrazo de luz
temple corporal
es palabra
y ya no ceja.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Odilon Redon

22 de octubre de 2014

verbo


2.37.

verbo

estar a la vista
         dónde: en la arena semihundido
         apuntado sur
         contra tiempo y vencimientos

estar            encendido faro        sustantivo
         cuándo: en bajamar de sobrenaguas
         a plena rémora
         canto del solitario y llama

palabra-aire-animal mi humano
         entrega de micropiel su tesoro verbo
         estar desnudo
         estar
         estar trepado al viento
         cómo: navegante
en tu mirada

amor amar amante
verbo

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Carl Warner

se relegó


2.36.

se relegó lo habitual a la pantalla
reino voluntarista

aquí afuera llueven asombros
son modificadores
y gatillan impíos

la sorpresa procrea
                   dios en ciencia y conciencia

él vos yo asistimos
                   como circunstanciales simples
de tiempo número y lugar.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: E Pucci(c)

en esta madurez


2.35.

en esta madurez zumos y azúcar
del río consiste el tiempo
presente en la ciruela que mostrabas

hay más grandes y violáceas
dije casi como otra noche
escapándose del azul en las esferas

la voz entonces fue un látigo de hielo
envejeció sin detenerse.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Ciruela remolacha

también


2.34.


también de este lado reinciden
labios
pliegues
fundas
fondos
costumbres y arrebato

el otoño es un cristal de filo doble
voluntad con sombra
jaca y carretero

alguien borró los bordes del camino.

© Carlos Enrique Cartolao. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Joseph Wright

21 de octubre de 2014

todo reincide


2.33.


todo reincide: la brisa suave que atrapa
con clavos de gravedad
caída balanceo en guantes de aire
fugas del color. siempre el crujido
de marzo zapatos que emparejan huellas

alguien dijo el viernes:
                   consiste la existencia
en cerrar lo que tres meses antes despuntó
y abrir la mirada al encierro
de abrazo vegetal vencido. soy reincidente
ni colorín ni colorado

me lleva y me trae el viento
en espiral de hojas secas la memoria funde
colchón cobre amarillo
señal de yema en piel deseada.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Taringa Net (c)

mojadas


2.32.


mojadas las manos sí frías
de ausencia hasta que me acostumbre
al ronquido del motor su distancia
entre sábanas de tres días

mis manos las lágrimas
sueltas y en vuelo porque el telón
sujete alto
mi alondra. en el regreso alumbra el faro
va tendido un mismo puente.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez- 2014

Ilustración: Noeli Susurros  (c)

20 de octubre de 2014

arroyos


2.31.

arroyos de marzo:

tu mirada mueve me cambia
digo y me sorprende
con lo inevitable la perla del fondo

joyas entre marcas surcos
del viaje espesuras fieras
agarrote del deseo en puro estado
de asombro.

tu mirada mueve te cambia
cuando retrocedo hasta el punto
de luz me cobijo
                   en tintas del arroyo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Isadora de Rodin


18 de octubre de 2014

como vos


2.30.


como vos
yo nací dentro del espejo

salí saliste cuando nos vieron

después me miraste
y yo te vi

ahora la libertad consiste
en seguir juntos

pero distantes del espejo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Evichuela (c)

cuando el


2.29.


cuando el tiempo apremia
me tira el sol abajo
y para la doncella duran misterios
busco películas que ajusten su final
a cuanto necesito

o acaso la existencia no es
esta cinta que gira su tiovivo
sinfín
la oportunidad para subirse
es crítica

y en ocasiones la fuerza centrífuga
despide bien lejos.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Sergio Trujillo

del final


2.28.


del final lo triste es el fin

por qué habrá de ser así
el cable de cobre desnudo
cubierto de mordeduras
y en silencio

lejos del chicote.


© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Fotolog (c)

16 de octubre de 2014

esto de


2.27.


esto de contemplar la luna
su vientre encinto     es antiguo
un clásico diría

mientras la velocidad trepa
su ruta         y la madre amenaza
parto prematuro

hay sobre el agua un camino lunar
donde quizás
se lean respuestas.


© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: La Lourdesea (c)


14 de octubre de 2014

desde aquí


2.26.


desde aquí el monoambiente me parece
toldo tehuelche concurrido

cueros de yegua tordilla con los pocos
que restan de guanaco

ojo avizor afuera y ritmo cardíaco a la izquierda
banquetas que estiran lo mojado
la esperanza alza mangrullo en seco
                            porque cada diez minutos
un chubasco devuelve arroyo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Ernesto Arroyo

entonces


2.25.


entonces continúa la vida tendiendo vías
del mismo viaje                 en la observación
de pañuelos en rémoras
y perpendiculares del sextante.

cuando me fijo en el camino de pies y manos
montado al poema
con riesgo de electrocución o guillotina.

porque a lo lejos crece con cada minuto
un paso contrario
será cuando el punto adquiere forma
                                     y las formas peso
porque me escucha

que hundo ambos pies en la marea.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Sarah Harvey

anudar


2.24.

no hay dos noches parecidas,
igual mirada en los ojos,
dos besos que se repitan
Wislawa Szymborska

anudar ciento veinte días atrás
                   con la mañana de jueves
y no encontrarle puntas
a la historia
porque todo recién ocurre
es una cuerda sinfín que cimbra el viento

el primer roce:

dicen que la boca al estallar define conoce
sólo una vez cada vez
y no compara.

el cuerpo tallado en cera
húmedo todavía
las manos junto al cristal

afuera el día
la luz furiosa
una matriz

mañana.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Santiago Carbonell

13 de octubre de 2014

miro mis


2.23.


miro mis manos desde ellas me fundan
los días subidos al parral de tu mirada

palmas secas más arrugadas cada día
con la espera y esta rispidez del mundo

necesitan sujetar un mediodía de sol
la ventana abierta a las mareas
y tu voz ocupándome

que repiquen mis badajos
                            mesa tendida
roces del paraíso.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Alex Russell

9 de octubre de 2014

lo vi de lejos


2.22.


lo ví de lejos para acercarme
al niño frágil decúbito en la acera
que sin caerse sin ser arrojado
por nadie eligió
en libertad echarse allí para jugar
con cinco pedruzcos
 mínimos grises.

tinenti.

quién pudiera ponerse en su lugar
pienso
recoger las cinco piedras
y contestar todas las preguntas.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Relatos del viento (c)

único dueño



2.21.

único dueño de dos palabras
comienzo el nuevo día
                   una resucitó en la agenda
la otra despierta cosida entre mis dientes

son nacidas de distinta madre
y gemelarlas suena inútil
                   aunque me consientan potestad
de alzarlas con las manos.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-


Ilustración:  10 Fondos ©

cuando mis


2.20.


cuando mis dedos pierden rumbo en el teclado
se cierne un orden con fórmulas que ignoro
mientras un envase colma
alguno habrá que drena

                            creo que el tiempo entonces
yace inmóvil y escaleras abajo el día
oculta su vértice final.

la contradicción batalla
                                               en sus opuestos
siembra fuentes de frío
de frente a la calidez si mi espectador
convence al protagonista.

cuando voy detrás
de las manos rebeldes pierdo vínculos fuera de mí
en extravío.

la poética se recoge en hoyuelos que fundó la lluvia
y mis palabras son insectos que buscan esta pobre luz

todo cuesta insomnio         

por fortuna los fracasos duran sólo una noche
porque después                 la memoria carga otra vez.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Misk Misk (c)

intento evitar


2.19.


intento evitar a brando en don juan
coser un saco de tal talla
y cargar con apegos por otros nueve años

vengo esparciendo al boleo
el amor me premia           

ahora mismo reciclo papelera
y el verde claro
tiende una alfombra.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Gerardo Chávez

8 de octubre de 2014

cuando llegues



2.18.


cuando llegues amor por ti flameará
una bandera                     ese color
triunfará en la imagen

al llegar desde lejos verás amor
sin cortina               serán transparentes
mis palabras

cuando gobierne el contacto amor
se acaben puntos suspensivos
mis signos de admiración

algo engullirá distancias.
y otro será
este mundo en cercanías.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: 10 coach (c)

6 de octubre de 2014

desde aquí


2.17.


desde aquí en esta hora la cama
parece más deshecha mi pelo más revuelto
inalcanzable el calendario

aunque allí en el monoambiente rondan
brasas del recuerdo
                   se han encendido luces
para extender un tálamo y peinarme
la paciencia de otra noche.

es de dos el viaje
                   canto por eso
al misterio este debutante en manos limpias.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración: Belelu (c)

la brisa


2.16.


la brisa de marzo desviste vuelve
a los plátanos salpicado
                            de ramas al sereno

cada hoja mide un mundo por la calle
piernas de soplo.

pero hay árboles recién florecidos
en el doble plantío de los ojos
vegetación que prende garra de acero

es pura memoria

entro con flores en los bolsillos
                            cuando en ellas
el tiempo se detiene.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014 


Ilustración: Plantillustration (c)


5 de octubre de 2014

visto de


2.15.

volviendo sobre la carta
de Antonio Requeni
para Alejandra Pizarnik ya muerta

visto de exteriores el monoambiente
es caverna esdrujulario colmado
de susurros             son despertadores simultáneos
vibran el vello y la conciencia

lo observo
híbrido me veo de quien dice
con escucha responsable
urgido del deber y sabático a la vez

quizás suicidado mañana bajo propia lágrima
hoy deliro con el sol.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014


Ilustración:  Silverio Cavia

4 de octubre de 2014

siempre fue




2.14.


siempre fue fácil sonar trompetas que trepidaran
los muros angostara la paciencia
larvara el miedo entre desagües
                            y llantos de la noche

pero temperies son las interiores
la vida se teje sobre una mesa arrimados ambos
sin que sople el viento.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente –cáscaras de nuez-, 2014

Ilustración: Lorenzo Ghiberti