CONTENIDO DEL BLOG


28 de agosto de 2014

nazco en


78.

nazco en días hembra o días macho
algunos son hijos porque tironean
guachos de poesía

         y todos huérfanos de tiempo
herederos
vírgenes
amantes
jamás traicionan.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Camila Gómez (c)


muerto


77.

preso todo silencio
un moscardón circunda él es
la verdad de moda

no soy yo sino el vecino reflejo
quien traga la confusión

viene nublado mi día
otra vez el mar duplica

devuelve y siempre histriónico.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Hogar Útil (c)

por qué


76.

por qué no señalar con mano izquierda
o sólo la derecha se acostumbra

como sucede con tanto sentimiento oculto
transgresiones del cristal
silencio a bordo de la lengua

o acaso debamos liberarnos
del dicho
del escrito
y sincerar cuanto se ve

cargamos pasado unicelular por qué negarlo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Unicelular

estación del


75.

estación de amor a flote
hay cisnes que enlazan cuellos

sus manos conectan orígenes
                            destino común

pero después de sus sombrapalabras.

                   ellas cobraron altura
son pájaros de piel prudente
tatuando el muro.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Martín Copponi ©


extendí


74.

extendí los dedos dispuse yemas
el cauce de las palmas
encerré en círculo al amor
y ardí en palabras

no se detuvo su curso
de frente
al peñasco lanzó rápidos
de verso tras versos
en escándalo de imágenes.

pero las manos continuaron fijas
ellas apoyo de mis reflexiones

porque son de cabeza con pasión
esta guerra
los gritos y algún remanso.

después recogí la era
otros hijos espigas
de robustos amarillos.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014 


Ilustración: Xooang Choi

tres cuartos


73.


tres cuartos de existencia pasé
con centro en el orgasmo

envejecí esperando repetir
                            inolvidables
en aquéllos u otros ojos

después descubrí el resto de mi vida.

en corro son palabras
de cemento pimienta y estragón.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Atsushi Suwa

me vuelvo


72.


me vuelvo cuando las espaldas no alcanzan
y los huesos se acercaron
peligrosos a la periferia. llevo aire adentro        
estoy suspendido
nadie en la imagen
vaya o venga

sólo palabras atan cuatro extremos del cuadro
son círculos concéntricos despertador
                                               a flote
señales de humo
por cuanto espere.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Qtorb ©

26 de agosto de 2014

es entonces


71.

es entonces cuando recién despierto
veo pasar cuarenta años vestidos con nube

vientos al galope la juventud en ronda
y la fugacidad fuera del bolsillo
inútiles jaulones

la distancia traza muecas que sólo yo descifro

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: El País (c)

25 de agosto de 2014

para este


70.


para este abrazo vine
llegué para celebrar sonrisa y abonar los vuelos

fue marcha sobre el agua
una escala al paraíso

en tu abrigo van mis manos
y puesto de rodillas boqueará el dolor despojos.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración:  Construir igualdad (c)

punto de goteo



69.

punto de goteo no vórtice ni reposo
centro desde allí veo última y próxima vez
escucho toco impulso contengo

esa palabra que gira aún su caracol
el sueño que epilogó no sé si hora antes
o con la conciencia misma
de tu ausencia

lo supe esta mañana: el amanecer despunta
                            en sólo diez minutos
la certeza truena bocina timbres y campana.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Invítame a vivir (c)

24 de agosto de 2014

no quede más


68.

no quede más que el ascua de cuanto ardió
todavía de pie mi historia personal
sin saber qué espera a vuelta de página
ni cuál vaina para este acero

                            se está en ascuas
la mirada vela que vacila y busca pista.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Matías Quetglas

23 de agosto de 2014

hay dos



66.

… debajo de la que (…)
te dibuja…
Julio Cortázar –Rayuela, Capítulo 7-

hay dos sonrisas acaso tu reflejo en mi mano
el agua copie el movimiento de los cuerpos
                                      y levante con papel
lo que nadie pueda borrar mientras me miras

la mano ve
alza brillo
hay estrechos corredores en la piel
y echa cabos la mirada.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Chaves Oliver (c)

21 de agosto de 2014

no alcanza


65.

no alcanza  con abrir la puerta
después convidar aires inflar fuelles
                            a cada cosa su color

porque cierran estadística a distancia
con cuanto hice podría decir
         me permito la imagen conocida:

anoche gran hermano durmió conmigo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Michael Anderson (1956) - Film 1984



recaer



64.

…recae como si nunca antes…
Julio Cortázar –Me caigo y me levanto-

recaer es saber previo
del hoyuelo donde despunta huracán
y en la carne siembra espolones

si hay dolor
aquí veneros
la garra alienta
su bestia odiosa


por eso el amor existe
                   la vida merece poetas
la palma suave y este dulzor.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Robert Mapple Thorpe

19 de agosto de 2014

el jardin


63.

el jardín anterior detrás la huerta
nada al pasar porque el viento
bailarín ligero que pronto olvida
no deja marcas      

el jacarandá delante
el roble detrás
a medio camino paredes
que la memoria levanta otra vez
voces de albañiles
y el recuerdo llaga
su carmín en los tejados

quizás vuelvan mis pájaros al amanecer
reclamando altura
nidal
abandonos del pico y corazón.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración:  Taringa Net ©

hoy notaste


62.

hoy notaste que preludiás el estallido
que sos mi silencio el saxo
su son tu melodía
y negación de oquedades
material y fluido

hoy supe que voy sobre tu ala
y vos sobre la mía
                   porque es tuyo mi ángel
lleva el de tus sueños mi destino.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Hans Memling

un pensamiento


61.

un pensamiento amarillo centro negro
atrae mi vuelo
belleza cercada
el misterio es una ciénaga él traga
y devuelve distinto

este gozo de insecto justifica el mundo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: El huerto (c)

17 de agosto de 2014

es tiempo


60.

es tiempo de abrazos
cuando funde lo mejor
de cada pulso
y el polvo vuelve a la ceniza

los positivos en contacto
y la luz enciende
traga las sombras.

estar por ser.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Libre expresión (c)

16 de agosto de 2014

la habitación


59.

la habitación desocupada todo sonido
se asemeja al cascar de un huevo
a la hora con pelusas en los ojos las extremidades
dependen de la ortopedia y las palabras
acaso alguien sabe dónde están

quién pudiera volar subir a convencerlas
cuál el domador ahora

alguna se apiade
termine con subibajas del conciente.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Young Deok Seo

15 de agosto de 2014

el caballete


58.

el caballete que este tiempo hereda
inmóvil y guiña desvalido

un caballo ensillado esperándote
                   esa lencería que perdiste
las agendas de años idos

todo botón vuelto de ojal
o el gancho pendiente
y el nombre de una calle

amistades que esperan
momentos de fruto maduro
tanto olvido.

atesoro cuanto me diga de vos
                   hablo de algunas cosas
                   pero el recuerdo es innumerable
y aún queda baldío a la vista.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración:  Daniil Menshikov

14 de agosto de 2014

cuando alcanzo


57.

… Acaso el manantial está en mí.
Acaso de mi sombra
surgen, fatales e ilusorios, los días.
Jorge Luis Borges –Heráclito-.


cuando alcanzo a ver por fin
esta materia de palabra
                   la imagen transida del sueño

si logro acariciar el juncal la fuente
mi palma deslíe
bajo cosquillas del agua
habla de verdad
y bien arriba recrea 

sobre cuentos subacuáticos digo
                   es montura eterna el tiempo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Saliendo para volver (c)

saltan


56.

saltan de alero en alero
los últimos turistas

con qué conjuro cuáles zapatos
sin paraguas que alcancen
ni llanto que valga la pena

cuando rueda la mirada bien afuera
de todo cristal
se encharca en impaciencias
no concluye más su desafío

porque llueve el turbante de agua
amenaza ceguera
se queda con la ropa

y echa a flotar
mi proyecto monoambiente.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración:  Vago hace historia ©

12 de agosto de 2014

la fisión


55.

la fisión del cero resulta en dos tipos
de estupidez
         la de oquedad y el código sin fin

además de partículas libres
insospechables

según edad
billetera
naturaleza rústica
de pueblo
o de urbe.

si no hay remedio
la poesía
energía renovable
está a la mano y vacuna.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Relatos Fantasía Elfos (c)

11 de agosto de 2014

recoger velas


54.

recoger velas entonces
         el viento no vaya a romperlas

en ocasiones las creo irremplazables
las últimas
saldo atroz de mi navegación

pero me salvan tus voces en la costa
tu acento es la brisa
azul sobre celeste

de lo contrario boyaría.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: 10 Pixeles (c)

será crisis


53.

será crisis de bolígrafos será vulgar
el objeto onírico que velo sin ver siquiera
qué me trae qué me lleva en viaje
al aparador y su misterio de mudanzas

nada está donde estuvo cuando sale el sol
y volveré a esta página
                   seguro cuando de pájaro
nada quede
ni plumas en el nido.

muerte en superficies
eso será.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Seodonostia (c)

10 de agosto de 2014

en el principio


52.

en el principio fue el silencio
la materia del lenguaje asomaba entre las piedras
y sobre la corriente en lucha con estrechos
o recodos.

al principio el lenguaje fue objeto
de floras y de faunas

sin códices ni árbitros
corrieron a la par del único patrón lenguaje
con metalenguaje.

con selvas interminables y libertad absoluta
grandes simios pactaron señas
fundaron la lectura.

después
mientras todavía el silencio gobernaba edenes
dos se miraron y fue el canto
la poesía.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Me pones de los nervios (c)

el reencuentro


51.

el reencuentro en monoambiente la certeza
de alcanzar el fondo en la mirada
recoger los pasos
sostener el aire
hacernos mutuas donaciones
antes aún dilate el tiempo

cuando llegues no toques timbres
naturalmente entra
                   verás el banco de apantallar
hogueras y una alfombra bordó despeluzada
no te detengas pasa
búscame entre sábanas
acabo de mudarlas.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Psicoblog ©

9 de agosto de 2014

otro sueño



50.

otro sueño a la par mitad de la noche
explica piel compartida línea sin quebrar
                                      a todo lo que alcance
entonces verse en mi sostenido mayor

mientras las manos cosechan.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Mundo esotérico paranormal (c)

7 de agosto de 2014

el hombre



49.

Recurrencias del pincel: caballos azules
de Franz Marc
y sueños para diosas, del chino Xi Pan

el hombre es apenas semidios dice graves
pero la mujer divina

será por eso que una llave irisa en noches
con tu imagen sobre el cielorraso  

entonces acuna el recuerdo
con azul de marc en muelle para navíos

y muy xi pan te encuentro
durmiendo el sueño de mi abrazo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Xi Pan

6 de agosto de 2014

monto la



48.


montó la antigüedad mi mano
con surcos el reflejo de otro tiempo
trepó la lengua entre los dientes
esta edad mía
la de pies veloces

cuando busca mi mano
geografías sueltas del tacto
se pierde tras su venda la memoria

cuando traigo al rescate
palabras dichas
a contracorriente del olvido.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Nuestro pasado Andalusí (c)

5 de agosto de 2014

el pentagrama



47.

el pentagrama oscureció con la venérea
en Schubert
         sus líneas penetraron el callejón
de los esclavos tomaron distancia
y lagrimearon lejos

la llamaron inconclusa
porque el movimiento jamás interpretado
es del silencio.

         la voluntad cautiva sin embargo
pudo imaginar acordes
orquestación sinfónica
y el final brillante

por eso yo le digo la irredenta.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: La inconclusa –partitura-

quién necesita


46.


quién necesita conocerle la cara al poeta
con la palabra en el espejo

alguien acaso habrá de preguntarle cómo
se cierne el lado oscuro del poema

o si libera al fin y al cabo
después de tanta vida.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Jmube(c)