CONTENIDO DEL BLOG


30 de junio de 2014

el reparo



8.

en húmedo reparo hay calidez
no quedan en tu techo temor por cuanto aguza
las esferas
por los sin fondos

no al paraíso sin océanos sexo en fuga
o fruto sin sazón.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Mi Su Lee 

un río


6.

un río atraviesa el monoambiente
lleva mi nombre
conduce la palabra

aquí fluyen poemas.

hoy canalizo
versos
por arterias
y en las fontanerías.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014

Ilustración: Animal de Ruta (c)

29 de junio de 2014

en torno a la mesa


5.


en torno a la mesa cuatro sillas
discurren sobre caricia y soledades
de tres al menos

más allá el corazón late sobre el escritorio
la pila de libros
cada cual su himen al resguardo.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración:  Educ-ar ©

alto el sol


4.

alto el sol
un eclipse de tus manos
devuelve rocíos en la frente

así por sólo un minuto
protagonizo al ángel

recobra sus alas la existencia
y luego lagrimea.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración:  Ian Francisco Soriano

28 de junio de 2014

perseguí unos ojos


3.

perseguí unos ojos de niña
en los reflejos
y con trizas del cristal
mi pasión
rescató una sirena en la mirada

aunque ella después se hundió
en el espejo prosiguiente.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración: Despierta tu belleza (c)

27 de junio de 2014

la mordedura


2.

la mordedura lumbar me recuerda
media noche la pasé en la cama
y otra mitad carpí mi historia
entre recuerdos

allí dentro del cajón
         donde quedaron tus cosas.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración:  Jane Caste ©

26 de junio de 2014

a baja altura



1.

a baja altura creo ordenar
la discoteca
condenso dispersión ellos

como yo inferiores
me rodean.

son preguntas planas.

© Carlos Enrique Cartolano. Monoambiente, 2014


Ilustración:  María Xhe (c)


== COMIENZA HOY LA PUBLICACIÓN DE "MONOAMBIENTE", POEMARIO DE 2014==

fin de hora


cuál de todos ellas
será la despierta en medio
esa que baña
tapices o la que ríe quizás
la inconsciente
que vino matando filos lima
ferocidades.                     cuál de ellas digo
devuelve el espejo al atardecer más arriba
del botón de la camisa

este plano en mi lengua sabe
que llega el final
suma certezas al fondo
del cristal allí donde mueren ángulos
y la perspectiva disuelve.

acaso es siempre la desconocida
se sorprende samsa
y apunta las antenas
todo es nuevo dice algo brilla
quizás huele
arde
humea como en cualquier convocatoria

porque si alguna vez posó
                            fue para concluir.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración: María José Contador

23 de junio de 2014

blanco


al fondo de esta arruga
mañana habrá una herida

mejor será estirar la piel
a todo lo que alcancen
el tiempo
y las palabras.

brille la confluencia
         sobre el escaparate
y espese en mi lengua
el último poema

porque al blanco del final
apunten las caricias.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración: Jasper Johns

travesías


tensiones del recuerdo
manso es el olvido.

el tiempo tiende escala entre peñascos
no es fácil alcanzar un sillón de obispo
la mirada global                 esta compasión
por una lengua
que estire manos y baranda

lleva secreta armonía cuanto hilvana.

si la nueva herida arde
el funicular ya partió
y soy expósito a las puertas del invierno
qué puedo cambiar

las ferocidades del poema se baten a dentelladas
por una letra
desde hace días.

entre el olvido y el recuerdo
la historia duele otra vez.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración: El sillón del obispo

soberanías



este hallazgo es mitad del mundo
del otro lado completa mi tiempo tu mirada

no sé desde cuándo corre el río
en qué momento alcanzó firmeza el puente
                                               sólo distingo
tu solera de la noche
la luna –diosa blanca- del silencio.

y si además tu voz me alcanza
horada tu gota
enciende flamas la memoria
                   puedo trazar el mapa de los reinos

caigo a tus pies
tuyas son mi lengua y la corona.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración: Soberano Amor (c)

22 de junio de 2014

murmullos



regreso a La Serena,
Chile

el vendedor de pailas brillos naranja
en la serena
y lóbrego el árbol henchido de pájaros
sin luz

también el recuerdo recobra el sitio
su imagen indeleble
se empeña en filtrar la realidad.

la voz una palabra o quizás tan sólo
sea esta letra          si el alma existe
su idioma es la poesía
por eso
la lengua trepa pupitre en la memoria.

voceos de cobre silencio del árbol
en el pecho murmullos
la existencia es esta sabia mezcla
de primicias y recuerdos

de quién la sabiduría los pájaros el pecho.


© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración: Flickr Hivemind (c)

de piedra



…un día al contemplarte
Como en un templo oscuro, con destellos,
Seré de piedra, para amarte.
Silvina Ocampo
Poemas de amor desesperado, 1949-


no puedo asegurarlo
porque reconozco anchos postigos
del tiempo porvenir                     pero quizás
yo sea la visión de piedra donde algún día
alce tu tibieza redención en la palabra

ángel réplica de mortal o mismo humano
                                               endurecido
por lluvia ácidas sequía dolores consecuentes
quizás monumente en la conciencia
alivie tus penas si después me cargas
y siembras lágrimas diamantes sobre el lecho.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración: Flickriver (c)



19 de junio de 2014

canción del agua


te amo en mis brazos sin soltarte yo soy
en tiempo completo pleamar

no como el océano
él se retira y deja tatuajes en la arena
yo con la lengua
dibujo tu nombre
el latido soy para quedarme.

así planto
un nidal sobre tu cuerpo
para cosecha
en época estival y también
                   con meses de rigor.

tierra abonada para tu valle
curso de riego en arboleda
camino del mar
eso soy

y una cuerda para asirme
al crepúsculo de dos
                   ya sin naufragios ya sin final.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración:  Canción de agua fría -Film de Andrés Sendino, 2007-

sembradora

                    

… Su poder consiste en abrir lo que está cerrado
y en cerrar lo que está abierto…
Ovidio, acerca de Cardea
-citado por Robert Graves en La Diosa Blanca-


inventa cerrajeros candados y sus llaves
de tantos dientes como misterios quepan
                                      en junglas de cemento
o perfectamente en las otras

por cada historia de amor
o con promesas que apilan jaurías sur seine
en pont des arts a despecho
de balanzas y cine catástrofe.

invención de la lengua zalamera plagosa
y metiche
dirían los mexicas al sur del norte
manos de la palabra encendedor del intercambio
abrazo para humedales extensión del río
puente de a dos siempre el beso
surco aromando tierras
sembradora va
boleando mientras canta.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración:  Clarín (c)

17 de junio de 2014

veneros



qué resta de mañana qué tender
sobre la mesa con qué ocupar el plato
cuánto decir a mitad menguante
del día y la palabra
alumbrar pendientes del mundo cierto
acaso sacudiendo el polvo
humedecer la lengua
                   o cambiarme los anteojos

la realidad disipa mi ventana
en tropa de recuerdos mientras tu astro
                   mientras la lumbre.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración: Ingres

16 de junio de 2014

satin


desde otras voces ando cuando escribo
me subo al coro de herencias y semilla
estiro el idioma en cada verso

coreuta soy ni árbitro ni dueño
                   nadie habla entonces del poeta
que mi lengua sostiene.

porque no es éste
un país de premios
la poesía seduce vestida de satin
su arte influye
anima autómatas del verbo
y resucita
siempre va por más.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración: Satin 

puerperios


… Todos hacemos el amor
cabalgando bosques.
Gustavo Tisocco –Terrestre-

fuimos del gótico al claro   
donde la hierba        con palabras
rodó su lengua
un vergel en humedales

vivimos para decir mejor
en alto                   revolcó el placer
sus pieles en las praderas del mundo.

fuimos acaso los últimos
el fin del bosque
concluyó el amor su estadística de celulosas
plano sobre plano
cóncavo en convexo
se dijo cuanto queda y cuanto es
legamos los mapas
la bitácora              pregunto
concebimos descendencia
en el papel fuimos orales
al menos
dispuestos a decir.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración: Ignacio Díaz Olano

15 de junio de 2014

apegoseo


  

porque la lengua no tiene cómo
apegarse
gotear a gusto
gozar
necesita espacio.

el espacio donde quepa amor
el espacio donde el abrazo cierre
el espacio para ser abrasado por amor
el espacio para que el amor se cierre en abrazo
el espacio para brasear abrazar donde amor brasee
el espacio para amada ser amado brasa abrazo
el espacio para un encierro con braseo
el espacio donde el brasero quepa
el espacio donde amor abrace

el espacio
sólo espacio porque el tiempo vuela
y es la misma lengua.


© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración:  Safetzec

otros nombres


se previó reemplazo a cuanto quiebra
mas no para el nombre
que llevo impreso en memorias
de los otros

esta realidad de comercios exteriores
permite que veamos lo propio
en los demás.                   incómodo por cierto

nadie como yo está en esta piel
y en la cabeza nadie cambia mi nombre
sólo yo.                  por eso

me rotulo con nombres de arcángel
señores de la paz
monarcas
de admirados émulos del verso
o la filosofía me digo del nombre
amado                   evito en lo posible
rótulos en defensa ajena
                            y me llamen
gordo loco o cáncer aunque sea verdad
yo debo preocuparlos.

por eso apuesto a la tecnología
pido un sistema de balizas
y señales                se admita el tránsito
en comunión de humanos
con auténtica mutación de nombres
por horas días y estación

entonces ahora me llamaría desolado
y quizás ardiente por la tarde
así el nombre nace para mí
no yo para un nombre repetido.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración: Mundo Sombras (c)

14 de junio de 2014

fugas



qué y no quién
cuanto me rodea
fue imantado por una lengua amortizada
como el revoque en las paredes

dejé de ser el convocado por íntimas
visiones aquél a quien esperan
mis ojos en vanos del espejo.

no me reconozco
soy un convidado
del otoño porvenir. en tales circunstancias
sólo me resta recoger la ropa

para encontrarme fuera.

he de trasegar con plantas
aquello que el común sentido oculta

puede que así clave verdad
en esta imagen de franco deterioro.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración: Vincent Van Gogh


12 de junio de 2014

a bordo



en el camino sur o norte
                            qué otra decisión

sólo busco y si supiera qué
no tendría sentido el viaje.

a veces
importa más
con quién se viaja
por qué preferí su compañía

porque es impredecible la derrota
a manos del océano
cuando la lengua es timón y vela. 

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración:  Jorgi Astico

a fondo


es de largo alcance

la lengua va quitando uno por uno
los tules tenues del silencio. palabras
hacen falta población del bullicio
en yermo digo. vegetación del sustantivo
donde la espera puso huevos

por reconocerte aún distante lejos
del sentido pero sensible
apartada del tacto aunque en intimidad
fuera del ojo mas imagen vista.

la lengua llega hasta tus últimas arañas
pone fin al miedo de sus nidos. colma con seda
las ansias femeninas
clava un sol en alto ilumina este amor
lo hace tangible
                   y rumoroso.

es de largo alcance la palabra
procuradora dulce mi lengua te ciñe
va a fondo.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración: Templando el alma (c)

10 de junio de 2014

lengua el lenguaje



la paciencia de buscarla
claridad su recuerdo y la balanza
único juez

así una palabra flota
en el aire sobre el agua
                            nombra señala
y nos sujeta.

después todo enjambra en torno.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración: Jean-Honoré Fragonard

9 de junio de 2014

ciencia en la ventana


por las mañanas las risas de una mujer lejana
destemplan
quiero saber dónde
desde qué hacia cuál suenan por identificarlas

pero es inútil
         lengua individual
         soy una referencia en el espacio un punto
         sólo esta ventana.

dependo de la dirección del viento
el punto de vista inclinación del plano
un espejo de agua y alguna fuente de luz

así occidente lo fue sólo desde oriente
y china parió porque los polo caminaron.

un mundo recomienza
en cada grano de polvo. huevo gallado
es el tiempo allí donde la palabra como un dios
rige y equidista.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014

Ilustración: Juanjo Jaza (c)

línea del verso


…pues lo poco y bien dicho queda en el corazón...
Juan Ruiz -Archipestre de Hita-

cuánto afán habita
en definir por conocer sólo para amar
mientras pueda contagiarme
la marea de los tiempos últimos
con sus prioridades de plana y cartabón

pero sólo vos me traés despierto
insomne la lengua en rulo sinfín.

el cuerpo es

empieza por tus manos y en las mías
se derrama
piel del alma y entonación de fe.

tu cuerpo es
inesperado siempre aunque reconocido
en cada movimiento

yo lo sostengo en toda la extensión
                                      de mi palabra. 

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014 

Ilustración: Medioevo español

8 de junio de 2014

poema 81 con perro




los paseos son para mí
ella me lleva al extremo de una correa
la lengua como el perro
va siempre adelante

ella me reserva la sorpresa del final
no es la pantalla aunque se suba
ni el libro que en ocasiones la rescata
tampoco noticieros de un mundo
                            más ajeno cada vez.

hija de la memoria
nutrida con agua y fuego
gozne de la conciencia
siempre de mañana
fuente del río
viento norte.

sal y voces
de un mismo océano.

© Carlos Enrique Cartolano. La lengua es un pestillo, 2014


Ilustración:  Fotocommunity (c)