CONTENIDO DEL BLOG


28 de febrero de 2014

sesiones




… la primera condición previa para que existiera
((la verdad pública)) sería que uno mismo planteara
sus preguntas
y no se limitara sólo a responder…        
Elías Canetti. El corazón secreto del reloj, 1987


acaso esté mal que sea yo quien quiera hacer
todas las preguntas esta mañana
quedé atrapado en la telaraña de respuestas
inmerecidas apunta con fuerza
mi candidez del alma y ya nada es igual

es mucho más cuanto imagino
y ya casi no veo

olvido con facilidad las fechas en qué lugar
o cuándo guardé cada cosa
porque no razonan las intimidades esos miedos
culturales los brotes jóvenes que protejo
con nuevos invernáculos y mirada al este

por eso nada en mí responde

este amor que llega como el sol que dora
mi tarde adulta estas manos imagino
ellas serán las que contesten

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Fernando Millán



27 de febrero de 2014

anteojos


VIII. Alguna vez
cuando el mar se calme
se verá en la arena
el hueso del intento.
Valeria Pariso –Paula levanta la persiana-

porque él todavía brama fronteras
entre la numerosa arena y el hombre
cautivo de la tarde

no se deja ver
eleva su fantasma reflejo en la ciudad
del otro océano ese que corre como un río

bruma vespertina
que planta cielo en la mollera su cofia
sabe salado y esclarece

después se desliza por mi frente
calza su montura en la mirada
y es cuando veo detrás marcas de agonía

piso en silencio confío en mis anteojos

mientras ruge en bajante él decide hasta dónde
tenderá su filigrana la marea

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Rincón de Alejandría (c)

26 de febrero de 2014

abrecierra


acaso alguien podría dictar leyes
al dispendio y al ahorro del resto si así atesora
la mirada

en mi naturaleza no hay miseria es imposible
perder archivos de la edad múltiples versiones
del pasado escrituras posibles
y guiños del amanecer

abrecierra siempre
cuando cargo la moviola
con el último día de esta misma espera

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013


Ilustración: Andrea Gandolfo (c)


el viaje



de qué magnitud se trata no hay coto
ni siquiera instrumento de medición
la miríada va en los ojos
cien veces cien un millón

doce horas dijiste de qué reloj
si cualquiera de ellos mide tiempos y no pendientes
marca despertares de campanillas
nunca insomnio él se mide con pérdidas
y silencio al abordaje

doce horas entre puntas dijiste
como si fueran inalienables orígenes y destino

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Paul Gauguin

24 de febrero de 2014

el burro



lo que me pierde es la confianza cierta incapacidad
velada olvidarme los anteojos fugar de cada espejo
esta pretensión de enseña
aunque mis mástiles no alcancen y esperarme siempre
un trecho más cuando las piernas no responden

el cuerpo me condena sin embargo con él ocupo
toda circunstancia es el paciente
él de roble y de granito como si no sintiera casi
y nadie alcanzara a lastimarlo

así llego con manos en los ojos mirada siempre táctil
versos de armadura que no impiden magullones
acerada mi piel va segura de todo reflejo
acaso el humano puede con luz propia y usina
suficiente

la confianza es extravío este afán multíparo
aquellas primicias de juventud
que todavía me encandilan

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Mateu Pujadas

frisos de amanecido




I.

mis días se arman con técnica de collage
este tiempo
suma a manos de pintura  pilas de libros
recuerdos más allá de dos semanas
la espera en el mejor rincón de la nueva casa
migas de pan en la cama
con palabras
redondas como vaquitas de san antonio
mientras la piel transa
con sábanas usadas
                            en medida suficiente
y tu mirada llega para ordenar mis dibujos

II.

no restan cuestiones controlables ya
ni partos que deban preverse
todo se vuelve repentino
la casa carga reflejos
a tres puntos cardinales
se orientan sus ventanas
casi todos los poemas están escritos ya

III.

campante en soledad te espero
cuando llegues cerrarás la única puerta

IV.

acaso algo cae derrotado quizás yace
sólo si está pendiente
falta quién comience a contar desde allí

qué fue lo último cuál  el primer recuerdo
                            a compartir al cabo
de tanto pegote y exfoliación

mi vida está a la vuelta de la hoja
junto a la tuya

es ese monigote rojo
que sumó papeles
semillas palitos de yerba y varias salpicaduras
con amarillo goya

V.

sobre el quinto estante
amanece hoy su día rosa blancuzco llaman
siempre las calandrias
y el poeta asoma

hay pájaros que acompañan las mudanzas
después dan saltitos en toda la extensión del friso

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Ana Bellido









23 de febrero de 2014

sosiego


veces hay que corro creyendo traer detrás
a mis demonios
pero me convenzo después
                            la poesía viene en medio

y si al volverme no veo a nadie más pienso
ella juega conmigo a las escondidas
                           
porque tropiezo no sé muy bien
con qué ni dónde me digo
la poesía es palabra del otro mundo ya lo creo
                            aún tengo bastante que enfrentar

al perder el sueño me consuela pensar en mapas
que ella  invariable tiende
                            y si la mente vaga insomne
por galerías del despojo la poesía llega
con sosiego por tapiz de noche

he aprendido a confiar
y por eso te espero
poesía con alas de mujer y pies de ángel

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Janeth Valdez Tapia

22 de febrero de 2014

nuevo don de los poemas


como la muela del molino o un agudo extremo
de onda sonora                 como tinta de manuales
o desteñidos en noches de exilio
así hiende muerde marca me incorpora el mundo

traigo liturgias de resistencia mi maletín de 40x40
divide en dos con paredes de tafeta
delata el momento   en que todo asume un orden
y los residuos ganan libertad de desagote

tránsito si hay son las palabras estallido seguro
es del poema la mirada refulge por ahora
su democrática vacuna       va por todos y si vuelve
es de escaso testimonio cada vez menos descubren

el amor en su coto tras turbio de los velos no quedan magos
nos gobierna un banquero inventor del psicoanálisis

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: El juicio de Paris (c)


21 de febrero de 2014

poéticas



los mecenas no llegan en noches de luna llena
en patios cálidos donde aroman jazmines
ellos eligen el mar de las angustias
y con temporal y a deshora

corresponde por eso no abandonar en copas
la conciencia aguardar lectores de pie
cargar batiente la mirada y no conformarse
nunca jamás con razones de academia

y si alguien nos busca si nos eligen
que sea al menos por denunciar verdades
que otros no logran ver

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Paolo Uccello

20 de febrero de 2014

robos


mejicanea el ojo parece inevitable no ver
lo que otros descubren
cobrar del mundo por ellos otro día

la mirada en derredor es ecuménica y vale
lo que todos los hombres las edades el destino
el íntimo amor nuestro futuro

urraca el ojo secuestra y atesora
sólo ve lo que otros no alcanzan él conoce
acantilados que parten en dos la entrega

el ojo describe y va de compras él seduce
ordena siempre gobierna la visión
abarca en antigüedad presente y porvenir

por mis ojos sólo pido antes de irme
haberte alojado en mi retina treinta días
con sus noches de hielo y fuegos de la costa

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado (2013)

Ilustración: Osada Mano (c)

19 de febrero de 2014

centro




ya no llueve el curso vertical de la melancolía cesa
aunque cuanto se cierne es lo mismo
te espero desde antes de la primera gota y quizás
vuelva a garuar sobre el peñasco

en su mágica confluencia los puntos de luz
ejambran destellan en la imaginación
pero sólo uno del centro me encandila              
ese
ese
que al cruzar un puente se agiganta

a veces el concierto opaca y se evapora el escenario

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración:  Edward Hooper

18 de febrero de 2014

veinte


veinte pasos los mismos escalones los distantes
los cercanos veinte días o son menos
veinte años el mismo número de calandrias
ellas consagran domingos de dos

veinte pasos veinte necesidades son huellas interiores
antes itinerarios y mapas de la mirada
veinte impresiones de la intención y del anhelo
otros tantos escalones del abrazo hasta las bocas

de dos las impresiones el beso por dos veinte minutos
bastan para labrar en piedra nuestra historia
para contar la arena innumerable
soñar lunas cotidianas y rebelar esta palabra

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado (2013)

Ilustración: Los violentos años veinte, de Raoul Walsh 

17 de febrero de 2014

vestido



desnudo no voy
tengo número palabra promesas de lluvia
otra mañana trepada entre los párpados

apenas bajó una calandria
pero me alcanza y este sueño continúa

me visto de ocasión cabe la diferencia
para salir al encuentro

quién sabe quién esté del otro lado

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013


Ilustración: El Silencio, Bergman 1963


mudanzas


libros en pila alas al cajón de la mudanza
pero bandadas sin hojas prosiguen ignorantes
de tanto cataclismo ellas versos del aire
picotean semillas de la enérgica grama
en primavera

ayer fueron cotorras feracidades de madariaga
o de quiroga hoy mansas palomas enmudecieron
en la plaza sus concordias de bernárdez
alli van tres cajas temas por turno
los libros bajan los pájaros remontan

pero en toda especie
libro que vuela del estante al nicho y  ave
que transida de supervivencia
sobrevuela la semilla y tiñe los planos con color
en ambos el amor detiene su mirada

la belleza firme en autarquía aunque me mude

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013


Ilustración: Sayaka Maruyama

16 de febrero de 2014

noticia


…Es respirar el ancho viento que por
/encima de la carne se respira…
Francisco Luis Bernárdez –Estar enamorado-

novedad es llevar el sentimiento a flor de piel
bautizarlo en intimidad
pero llamarlo con diferentes nombres dando voces
entre sueños de mañana itinerando el sol

primicia es llevar otro nombre entre las manos
acunarlo como al pichón de primer vuelo
parir brotes en noviembre y sostener la mirada
sólo de frente

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración:  Charlie Terrell



15 de febrero de 2014

insomnio


qué le hace a la noche otro secreto si
son de olvido los guiños un misterio
la cabellera de nebulosas

y las dos primeras horas de sueño
dónde han ido
que en pizarra el recuerdo no talla
y los cristalinos dilatan agonía
son manchas
de negro en tanta espera

aquéllos días de fiesta
mis hijos las puntillas del orgullo acaso
se los tragó esta noche
la época evapora entre dientes y torbellino
esos sustantivos donoso el verso
puesto de pie cantado en las terrazas
por qué callaron

no apuntan las luces quizás me digan
soy yo que no las veo
confundo agujas con esfera mirada con destino

pero qué aducen las sombras no hay reflejo
y nuevas manchas de negro en los cristales
son la realidad
el único alimento
hay barandas a ambos lados sin luces a la vista

boca arriba a las tres y veinte
pregunta la noche en fuga cuánto me saca
y qué me deja

por favor alguien que responda

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013


Ilustración:  Danilo Martinis

14 de febrero de 2014

ensueños


hizo noche en tus ojos el día
recogió sus banderas sus latones
sofrenó monturas
volvió a la paz de grillos y retamas

entonces esta corona brilló
tu sonrisa aterrizó en la luna y ya brumosos
te envolví entre sueños con mi abrazo

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013


Ilustración: María Eugenia Sahli Cruz

13 de febrero de 2014

piel


otra piel
contra el espejo

pasé por el espejo y reconocí otra vez
a mi padre en la memoria
este surco sesgado en la frente
el frunce de entrecejo un cruce de caminos
cuando desaparecieron las señales
y el silencio espesa

mientras lavaba mis manos contemplé lo hirsuto
del bigote la barba que crece sin remedio
sumo ya sobrevida de once años

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Gustave Courbet

12 de febrero de 2014

paciente


hoy me desperté para dar respuestas
y las preguntas no aparecen
hay clausuras que derriban en solitario
así será que volatiliza mi presencia
del lado de los otros

los hijos cuestionan aunque en silencio
hay amigos que dan por seguro
con horizontes de tres por tres
y en intimidad se terminaron las preguntas
no quedan papel ni blanco en la pantalla

tiempo de alzar la cabeza
al término del camino con polvo serpeante
se yerguen los girasoles
ellos sí responden

tiempo de esperarte
sos mucho más que una respuesta

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Relatos del baúl (c)

11 de febrero de 2014

principio


 
suceda lo previsto
del rumbo
entre dos casas

hábitos invariables como escribir de mañana
ropa escasa ventanas abiertas fiel
a la mirada esta trampa de cristal
que suma imágenes sin asegurarles sobrevida

quizás en esta temporada del ascenso valga
sólo cuanto aclara y reverdece
lo definido como suma con planos de desarme
desde las puntas el despiece de otro día

los cuchillos se piensan con filos arriba
manos de piel fina sobre el escritorio
noches lejos ya rescatadas sin embargo
desnudas de disfraces y la forma precursora

esto principia

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Dreamstime (c)

10 de febrero de 2014

viaje


no soy dramaturgo mis palabras no van
de pie no recorren tablas
ni se ocupan en parlamentos fuera de éste

mis líneas vuelan
o al menos eso quieren
ir a verte comenzar la mañana despertándote

y tender con plumas de hinojos tu asiento
allí al abrir los ojos me veas
la realidad concilie esta espera de abrazos sueltos

abordado el bus
la distancia se reduce a perfumes de intemperie
mis poemas son tu senda en la autopista


© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Vincent Van Gogh  

contención


hoy ato doble nudo y me sostengo

comprendo esa soga corría por tus manos
estabas del otro lado de la cuerda
se descuelga uno sobre el nido sin ver las caras
piensa que el mar obliga y no queda especie
que sirva de cambio para la entrega ya sé
todo disculpa la vida lo permite todo y chances hay
siempre queda lugar para el retorno

pero sos mucha mujer tamaña amplitud de mira
quién puede asegurar aterrizajes
el hilo del sueño ya despierto que seas verdadera
diáfana tu confesión de amor y yo sincere
aspiraciones así en el aire pendiente mi palabra
oscilante en la punta de una soga
reconozca la vida es de los dos y hoy despunta

por eso ato doble nudo se termina la distancia
ya no duele
porque otra vez la soga no se corte en lo más débil

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: El psicólogo del club (c)

9 de febrero de 2014

cuerdas


el paralítico desciende
desde el terrado

al cabo del cuerpo la luz al término
el auténtico movimiento fuga del poema
último
puertas al panal de la totalidad

no es un enjambre tampoco fauces
del piélago sombrío
este idioma que nos lleva a compartir
avenidas del incendio vistas al suceder

a salvo el amor cuerdas del paraíso
él centro de atracción no combustible

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Sacromonte Varallo

8 de febrero de 2014

huella



... Tengo la vida tatuada por dentro
y la piel astillada en sal…
Sandra Gudiño

susurro de manos marejada en las pupilas
así puntea tu palabra siempre amanecida
huella el terreno convoca seduce sombras
ella es azúcar cuerno abundante ella venero
de cuanto vendrá tu verso tiende el camino

detrás llega un poeta accidente del género
su frontera y marcas de la historia su miedo
la inconsciencia del final su público temblor
soplo breve del que no se reconoce brotás
en sollozos frágil hierba al pie de la palabra

te dicen humildad yo te llamo milagro
huella de amor
alondra


© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Rodrigo Luff

7 de febrero de 2014

alondra en vuelo




Y allá tus cantos ruedan en ondas transparentes
P B Shelley

marea azul alto encadenado de la espera
al balcón de mis horas acuden
liviano de plumas y gravedad de melodías

cuanto más arriba más diáfano el pájaro su ángel
es alondra en vuelo vive mi destino
con su jaulón abierto

ave mía al visitarme ocupa ojos por nido
te darán reparo unción de amor y senda
serás reina yo tu cortejo encantado

gravita música celeste tu presencia alondra alas
sobre el mar siempre en batiente
un turbión de luz tu sinfonía

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración:  Estrella Bono

6 de febrero de 2014

liquidez


agua en cambio es recuerdo de un día
sutil presencia
ella continúa hoy transcurre
y fluye cada vez que apoyo la mirada
en nombre de la lágrima

porque siempre carece abunda tergiversa
la sequía del ademán antiguo
como el desierto
no existen diques
para la pena entonces llueve

agua es un vaso colmado el empañado
donde dibuja una mano la pátina
que mi lengua alza en tu mejilla
cuanto sorbe canta
                   y festeja al encuentro

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Antonio Dorado Guerra