CONTENIDO DEL BLOG


30 de diciembre de 2013

logogrifo


fotos reveladoras
llega la tarde el hilo se corta
por lo más delgado y decido sentarme

este lugar es peña de cristal para
                                      mi recienvenido      

aquí sacudiré los hábitos de perro
detendré agitación de cola alzaré la vista
basta de limar colmillos
volverán mi lobo las raíces esta palabra
indispensable cruda

armaré el astro con luz trizada

resucitará punzó su marca de nacimiento
seré yo en tendido de cordeles
lazaduras de tiempo con miradas íntimas
subiré al transporte y repatriará loberías
                                      mi ñandubaysal florido

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013


Ilustración: Zdzislaw Bewsinski

fusión


escarceos de la muerte

desequilibrios de la conciencia amanecer del equilibrio
con navíos de la prosa en piélagos del verso voy
verbal y despalabrado en hato malarriado sordo perspicaz
así la muerte bien temprano mueve pasos de baile
invade coreografías de mi universo en pie

ella con la vida van del brazo mar con cielo horizontales
aquí rimbaud vio la eternidad y estos bancos de niebla
sin tiempo poblados con ecos sombras de cuanto aún
nada sucede una escala flamea zancadas del viento
hay razón y extravío se hablan dos idiomas sin traducción

nieve y tintas de la carne ícor con sangre del arroyo
ocupante caricia o desierto entre mantas de la noche
ventana abierta al recuerdo manantial de olvidos
albo a lo lejos rosa crecido del amanecer ella es necesaria
todo casa y empareja otra mirada completa me sonríe

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración: Pablo Picasso

29 de diciembre de 2013

capilar


… como un cazador que a su regreso
reconoce sus marcas en la brecha.
Álvaro Mutis –Amén-

cribadas amerizan las fronteras empelucadas imágenes
transitan de uno a otro lado sin despolvar confines
emociones que calibran capilar y no alcanzan palabras
para componerlas en sólo un grito en marca inalterable
escozor temblor de tierra ráfaga o subversión del orden

cuando no bastan ya sumas definiciones ni sinópticos
para rellenar el espacio que dejaron libres las uñas ni hay
otros hilos que cortar o tensores para atar todo consiste
en afinar la búsqueda del punto más delgado este capilar
por donde el ojo abre enlazan puntas noches y silencio

© Carlos Enrique Cartolano. Por lo más delgado, 2013

Ilustración:  Entre mujeres (c)

28 de diciembre de 2013

clarividencias


el abrazo sana mejor cuanto más ajusta
un beso funde sitúa en otro es combustible
amor ignora distancias alza carnes en altura
también sueños especta encadena atemporal
allende las arenas sol apunte y mar renombre

amor espera mirada en línea íntegro su ajuste
recuerden los sentidos amar desagua lacrimal
inventa con palabras es ver sólo un horizonte
un distintivo y única bandera evapora él cuece
sazonado amor sus días sinfín son de mañana

aunque para abrazo beso cercanía sueño
olvido de relojes mediodía y pleamar dijiste
no necesito 24 horas ni lloro alcanzo sazón
me ciego atando los días con la cama
y yo creo
pájaro de paso te equivocaste vivís de noche

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración:  Echoburst (c) -Mona and Lisa-

27 de diciembre de 2013

metonimias




náufrago de tus oídos salí
                   busqué otra existencia
más acá del dolor
con metafísicas de lo concreto
intenté legislar mi desvarío


y detrás de cada encuentro
encontré pleamares barrenos de arena
                                               numerosa
doncellas con oro pedrerías magas de pie
en el roquerío


hoy te llamé primavera pan vestido
música poesía te ví llegar a mí
                   te supe tiempo arroyo canto
reconocida entraña
hoguera


qué quedó allende las palabras
con cuánto nombre nuevo
                   debí convocarte brote
hoy te supe fluida estabas en el aire fuiste pluma


mi patria es ahora esta caverna
tapizada de espejos
el misterio siempre en los fondos
                            y al entrar tus amaneceres ave

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración:  Loreley (c) 

regresos 5



… lo mejor no es la caricia
en sí misma,
sino su continuación…
Mario Benedetti

por eso esta espera me corona
vivo aún bajo tus pasos
                   es cierto puedo ver
más allá de tanto ruido y tras espumas
que tiende la distancia

todavía puede la carne
y mi espíritu
es vela blanca
hoy espero tus remiendos
                            acaso me distingas

no sé si el mar me lleva
quizás rija mi palabra ese torrente

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración:  Joaquín Sorolla

25 de diciembre de 2013

destinos


  
cuerpo angélico
                   seco bajo la lluvia
                   jamás lo dora el sol
este viajero sin destino

de su origen aún descreo en mí crece su canto

rueda sierpe nube mutante al infinito corpus
de palabras espera y afán  
                   vela del deseo llama es
                   ojos su pabilo

cuerpo angélico
                   mirada del interior
                   profunda seda su caracol
criatura emergente plañidera luz

gota de mis lágrimas blanco cabello de la edad
me contiene su piel de poema
                   acento es subversión del gris
                   humor de silencios en la torre

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración:  Carlos Pardo

24 de diciembre de 2013

barcos


todo resta en el aire
                   a flote de argumentos de cierre
digo el color
         los trinos
                   miradas velas de amores y agonías
cuanto ví reflejos coincidencias pero además
imágenes rebeldes desbordes fantásticas ferocidades
concordias quillas en la forma y sus opuestos
sonando las sirenas

todo sobrevive en océanos del aire
                   la memoria después bota sus naves
come ordena
         clasifica
                   mide testigos camalotes magnitud
disparadores para llantos y latidos

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Rosa Vivanco

olvidos en espéculo


….O un pájaro único
habita un solo nido
sobre el árbol de la vida
y el árbol de la muerte.
Roberto Juarroz –
de Cuarta Poesía Vertical

el bálsamo lo cargue el resto
no el cantor
que desenvuelve cuerda en la palabra
esté tan remoto el gris como el único oído
sean cautivas alas de una idea
me parezcan proyección nieblas del espejo

cada movimiento y el sonido vuelvan
                                      de otro tiempo

corporice el recuerdo aquel pájaro amarillo
equivocando árboles bálsamos época
del año carnes blanca o negra
todo cuanto supe alguna vez de la pantalla
vuelque el grano y clave el pico

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Cuaderno Insepulto (c) 

retobos


               

no es paciente
y menos en las noches
cuando su lomo resiste la cama el descanso

ella es capaz de dibujarle
                            muecas a la luna
cree gobernar el cielo en su ventana
y la selección natural con su protagonismo

pero nada de eso fuera de las uñas
algún diente crecido en filos
lo vertiginoso
de la seducción cuando enrojece

quién puede afirmarlo
                            ella no construye
la pasión planta cascos en la letra
diluye y oscurece como el odio

lo compruebo si arreo sus corceles
pierdo el sueño
más lejano cada vez de los corrales

preferible el amor aunque demore
                                      él es paciente

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Auriga Marcianus

22 de diciembre de 2013

voces



a todo cuanto
ya no puedo soslayar

aúlla distante aunque perfora presente
el viento                 en su rol de coreuta
pone trama clima y protagónico

como los perros voz del tiempo
                            de tanta fragilidad
como trepa al hombre desde el tacto

vocifera y desgañita el viento al pasar
su galgo encendido
                   pinta imposible no sumarme

acostumbrar mi vista al fondo de la tela
dejarme cargar desde el oído

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Francisco Amighetti

21 de diciembre de 2013

laguna



el pasado es un bloque
indivisible y sin retorno

veintidós meses llevo de contener guadales
de regencia en la marisma de mis manos

no son nudos tampoco sarmientos son charcos
meandros mi laguna
recodos donde el arroyo extrema

gotas vivas monturas de corrientes apuradas
corcoveos de sangre dibujo de sombras
                                               en las venas

aguas son     juncales del ademán
marjales ciénagas porque acaba el recorrido
                            sin viaducto ni absorción

tantas veces quise volver sin nuevos cauces
tachar lo que persiste                  descomponer
armaduras del pasado

soy laguna de juncos y flamencos vivo detenido
de espaldas en brisas de la tarde
no sé a quién llamo ni siquiera si me llaman

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Puerto Chubica, Bolivia

20 de diciembre de 2013

autoayuda


Porque también yo
¨poéticamente habito¨


pongo un dedo entre páginas coincido así
con el señalador de imanes           me pienso
al leer esta novela y por eso voy a bordo
encuentro en ella lo que imagino
                            sorpresa en varios párrafos
los sendas son siempre paralelas
aunque varíe la gramilla               así
no me aburre la comodidad

después atiendo el teléfono y escucho
la voz que imaginé   no otro es el mensaje
pienso en la ropa que utilizaré para mi muda
                            llevo tantos años subiendo
mi cuerpo en ella
por eso me visto en tiempo extra
                            la imaginación es lazarillo

he salido y camino desbordante de ansiedad
                            la veo mucho antes de llegar
acaso será por eso que la reconozco

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Andrés Cardona

19 de diciembre de 2013

retro


veinte páginas después mirar atrás
a esto le dicen tiempo        contemplar
cómo ahora se para si fue laxo
y yacimientos de cuanto estuvo en pie

cien días folios antes hubo una mañana
diferente       esta agenda de anteojos
invertidos mi conciencia en panorámica
es el tiempo
aquí llueve con agua y no moja

quizás tenía tos lentes vencidos
agarrotadas las extremidades o alergias
de la piel                algo hizo entonces
esta diferencia que noto en la mirada
sentir y ya no siento abrazar
                            sólo una foto

el tiempo es inconciente él pela lo velloso
                   vuelve piloso lo lampiño

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Juan Ángel Suárez

18 de diciembre de 2013

paso


sin detenerse el tiempo sacude
escarcha mi boca
no hay pulmón para más frío

parado a distancia los sentidos obedecen
y la imagen se levanta
pero si piso la conciencia
toda observación resiste y es vacío
lo inmediato

mentira el sinsabor este dolor
lleva piernas de viaje
mi existencia de balcones se resuelve a saltos

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Oscar Domínguez

17 de diciembre de 2013

lavado


insomnio del goteo

llueve aún la humedad borra límites
al día y a la gota
si la arena encharca desborda el río

agua en la hierba y en las manos
pone huevos dispersa larvas
cose una camisa de piel y cuela

con agua será
las palabras diluidas
este tiempo suena poroso
laguna

cuanto dije ya no importa
y pasa un siglo de tu despedida

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Talent paper blog (c)

16 de diciembre de 2013

temporal


hay noches que sueltan su largarto
de mañana                       es bicho de esmeril
con tiempo por carnes
y se mete entre las piernas

pasa el amor lo soplan       
tenazas húmedas del viento

son mañanas con escaparates de mercado
soldándome los párpados
alguien granizó este hielo    digo es algo
que cuece con gotones

los recuerdos arrastran
redes de altura
es del mar esta secuela

a veces libera la noche
su largo cadillac de cortejar muerte
negro brillante                   él va lento
al despertar recorre mis arterias

ya ves
se niega a mi mano tu calandria
pasa el amor con alas
lo pierden monturas de aguacero

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración:  Miguel Elías Sánchez Sánchez

cuplé




convivo con el idioma
                   es mi amante en tiempo completo

hétero yo      también él
somos complementarios
                   si sueño él aterriza y prende la luz

porque es bendita la diferencia

si pongo mis manos en sus grafos
o en sus tonos
se sujeta a mis palmas revive su carrera
                                               y me ventila

si lo llevo a mi boca siempre responde
                            según modelo
                                      desafío aún
me corona regente y juzgador

condivido el amor por las mañanas
                   en cada ocasión un verbo nace

yo levanto al cielo la cabeza por los frutos
                   y encuentro sus ojos en los míos

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013      


Ilustración:  Cristina Ruiz

deriva




cuanto olvide habrá sido anterior
sin marcas del recuerdo
la amnesia será agua de balancín
y flotará apenas si es que alumbra
la certeza de lugar

dicen habrá paz cuando por fin
                            alguien borre
los horarios de estación


© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013


Ilustración:  Tomado de la red sin indicación de autor

14 de diciembre de 2013

descubrimiento


perdido en laberintos verdes
                            también en colores
la imagen inicial alienta desayunos de régimen
vincent descubierto este enjambre
de recuerdos vivos aún respiran llegan listos
                            para el asalto

voy en viaje de primeras palabras a líneas
limpias y en medio la tarea digna
para esto vine
estoy
he de soportar olvidos
como este van gogh recuperado en lunes
o sábado quizás

la mañana es mi autopista franca
aunque yo siga perdido en las banquinas
                   crezca el vergel y me secuestre

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013 


Ilustración: Vincent Van Gogh –Tela descubierta en 2013-

13 de diciembre de 2013

janus


Canciones sin palabras
de Félix Mendelssohn

me contemplo el hombre contradictorio
a veces pujante alzado en la mirada limpia
obrador de repentinos milagros en su verde
como ponerle palabras a la melancolía
de mendelssohn                o ritmo al idioma
natural del fenómeno atmosférico

pero también él es rector de un orden
para el suicidio sin rastros y mejores precios
de lágrimas guiñadas o compadeceres
nativos fuera de rango       él es voluntad
sin rigor ni ley con apenas signo propio
yo he vivido controlando sus revueltas

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Marc Schimsky

vuelta de campana


seré acaso el alma errante adherida
a tus palmas                     o de pie
trepada a tu párpado inferior
quizás en vuelo equidistante
zumbido
sobre el dulce de estas flores

tu mirada es resurrección
borrachera de palabras altar de los abrazos
pista del brillo

soñado ojal de mi delirio

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Creaerte (c)

11 de diciembre de 2013

sangrado


el costado oscuro me mira
ese que jamás comprende


mi dolor lleva letras justas al clarear
gime a presión en la mirada

se llama él como me llamo
lo ven como me veo
aunque no lo reconozca yo
ni sea audible con luz pobre

late el dolor con dos relojes él galopa mi cuerpo
pero es íntimo quien monta
                            lanza amurallada  

anoche detuvo su pájaro prendió silente
patas de alambre sobre el cable
y ahora gris me envuelve hace agua
el horizonte             escora la marea

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Claw Broach

10 de diciembre de 2013

retrovisor


Forellenquintett op 114 de Schubert

sólo al regresar se toca el límite
de la sala donde aún suenan los románticos
y cercos de la huerta con el jardín
de enamoramientos           allí los amarillos
se contagian todavía de granado

son los mismos lindes que exploré
cuando ensayaba los primeros vuelos la vida
se ha llenado de palabras mi memoria
copia las arenas                y en exteriores
estalla la orquesta de maestros

© Carlos Enrique Cartolano. Regresos, 2013

Ilustración: Urbán Gabor